2 de agosto de 2007

Colombia.- Uribe propone despejar una zona de militares para negociar la paz con las FARC "en 90 días"

BOGOTÁ, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, propuso hoy desmilitarizar una zona del país para que, en el caso de que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) libere a sus rehenes, "pactar la paz en 90 días". De producirse estas condiciones, después se excarcelaría a los miembros de la citada guerrilla.

Así lo anunció el presidente durante la reunión que mantuvo con el profesor Gustavo Moncayo, cuyo hijo lleva secuestrado por las FARC diez años, en la Plaza de Bolívar de Bogotá.

"Si las FARC libera a los secuestrados, con participación de la comunidad internacional, el gobierno acepta una zona de encuentro para pactar la paz en 90 días con las FARC".

El profesor Moncayo caminó durante mes y medio desde el sur de Colombia hasta llegar a la capital para ver a Uribe, en medio de la expectación nacional. El presidente, por su parte, estuvo acompañado por el vicepresidente, Francisco Santos, por el ministro del Interior, Carlos Holguín y por dos ex secuestrados que lograron huir de su cautiverio bajo las FARC, como son el actual ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Araújo y el miembro de la policía John Frank Pinchao.

Las propuestas que Uribe le planteó al profesor Moncayo fueron liberar a los guerrilleros de las FARC que están en las cárceles, si estas liberan a los secuestrados y bajo el compromiso de los guerrilleros de comprometerse a no reintegrarse a las filas.

En segundo lugar, una vez liberados los secuestrados, se crearía una "zona de encuentro por 90 días para pactar la paz". En esta fase, según indicó el mandatario se contaría "con el acompañamiento de los países amigos: España, Francia y Suiza".

Según informan los medios colombianos, en un atril que se colocó en la Plaza de Bolívar para la ocasión, Uribe contó que Moncayo le preguntó si liberaría a cualquier guerrillero, y él le respondió que no, porque no puede traer a 'Sonia' ni a 'Simón Trinidad' que están en Estados Unidos.

"La opción de la zona de despeje no, le dije (a Moncayo) que la zona de despeje no y con toda franqueza no podía conversar tres horas con él para engañarlo", declaró el mandatario, quien añadió que propuso al profesor Moncayo un viaje a Cuba para reunirse con el conocido como 'canciller' de las FARC, Rodrigo Granda.

El mandatario colombiano reconoció que, durante las casi tres horas de reunión con Moncayo, hubo momentos de tensión, pero indicó que éste le manifestó estar dispuesto a a estudiar su apoyo a las dos propuestas que le formuló el Presidente.

"El profesor Moncayo me dijo unas cosas personales que comprendo, le refute con todo el respeto, me dijo que yo debería repartir mi patrimonio, le explique que tengo una empresa agropecuaria que todo el mundo puede revisar", dijo.

Por su parte, Moncayo, al término de la intervención de Uribe, manifestó que no quedó satisfecho con las propuestas presidenciales.

"Qué nos garantiza que las FARC acepte esa propuesta. Nosotros vamos a insistir en que haya una zona para que las partes se sienten a negociar, llámese zona de despeje o zona de encuentro", declaró Moncayo.

El profesor Moncayo lamentó que mientras el tiempo pasa, tanto su hijo como otros tantos secuestrado continúan en poder de la guerrilla. "Siguen allá en la selva, por más cosas que se hayan hecho ellos siguen secuestrados, pero nosotros seguimos en ese juego politiquero entre el gobierno y las FARC. Nosotros hemos sido la pelota de ese juego", expresó Moncayo desde un micrófono junto a Uribe y añadió que que las cadenas lleva en su cuello son una señal de protesta contra el mandatario por ordenar rescatar a secuestrados.

"El presidente no es el Dios de la vida para ordenar el rescate del nadie", añadió Moncayo, quien reiteró que seguirá viviendo en la Plaza de Bolívar mientras no se concrete el acuerdo humanitario.

Por último, el presidente hizo un llamamiento a unir todos los esfuerzos, "tanto del pueblo como del gobierno, los familiares (de secuestrados) y la misma guerrilla y buscar otras alternativas de apoyo, como el apoyo internacional, eso es un trabajo tal vez a largo plazo, pero lo más mediato sería el acuerdo humanitario".