22 de enero de 2006

Colombia.- Uribe se retracta desde La Paz de las acusaciones realizadas por su Gobierno contra Rafael Pardo

El presidente colombiano admite que el Ejecutivo "no puede probar" que Pardo haya propuesto un pacto a las FARC en su contra

BOGOTA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, se retractó hoy domingo de las acusaciones que su Gobierno realizó contra el ex ministro y senador Rafael Pardo Rueda, eventual contrincante de Uribe en las presidenciales que se celebrarán el próximo 19 mayo en Colombia.

Uribe admitió que el Ejecutivo "no puede probar" que Pardo haya propuesto a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se vinculara con una alianza en contra del presidente Uribe, que tiene previsto buscar un segundo mandato en las elecciones de mayo y junio de este año, según la emisora colombiana 'RCN Radio'.

En comunicados divulgados durante la noche del pasado 17 de diciembre y un día después, la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, advirtió de que tenía conocimiento de que el mencionado congresista "ha propuesto a las FARC una acción política en contra del presidente de la República".

Pero Uribe dijo desde La Paz, donde viajó para asistir a la investidura del líder aymara Evo Morales como presidente de Bolivia, que el Gobierno no puede divulgar los "nombres de los testigos" que le advirtieron de este supuesto plan.

"POR EL ACUERDO HUMANITARIO"

La presunta alianza contra el presidente fue expuesta de forma pública el pasado día 18 por el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, quien, no obstante, se abstuvo de ofrecer precisiones.

Uribe observó que Restrepo le dijo que el Gobierno no puede ofrecer revelaciones "por el interés superior del país en la paz y el acuerdo humanitario" para secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

"En consecuencia, el Gobierno no puede probar las declaraciones contra el senador Pardo", agregó el presidente, quien señaló que "en virtud de lo anterior, el Gobierno se retracta de esas declaraciones y ofrece disculpas públicas al senador Pardo por mi conducto, directamente, y tratará el tema con él en privado".

Las declaraciones contra Pardo generaron una fuerte polémica y críticas al Ejecutivo, sobre todo de los sectores de la oposición, que las consideraron como una represalia por la postura del congresista contra el proceso de paz del Gobierno con la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Pardo advirtió de que este diálogo no lleva al desmantelamiento de la ultraderecha, sino a su reciclaje en la actividad política. Hace tres días, el congresista pidió a las autoridades judiciales y a los órganos de control del Estado que investigarán las acusaciones, que consideró como "falsas".

Pardo fue ministro de Defensa y ex consejero de paz, y promueve su candidatura presidencial por el Partido Liberal Colombiano (PLC), del que Uribe es disidente.