12 de enero de 2014

El 'uribismo' asegura que el helicóptero accidentado en Antioquía fue derribado por las FARC

BOGOTÁ, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director del Comité Político del partido político del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), Centro Democrático, ha asegurado que el helicóptero accidentado en el departamento de Antioquía (noroeste) fue derribado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Presidente (Juan Manuel) Santos, el helicóptero donde perdieron la vida cuatro militares y un sacerdote fue derribado por las FARC, según una fuente seria. ¿Por qué esconde la verdad?", ha escrito este domingo en su cuenta oficial de Twitter.

Tras ello, el candidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, ha pedido explicaciones al Gobierno. "No confunda más. Aclare a la opinión pública qué pasó con este helicóptero", ha dicho, en la misma red social.

El helicóptero, con matrícula HK-4462, desapareció el pasado jueves --por motivos que se están investigando-- mientras cubría la ruta Puerto Berrio-Cáceres, y fue encontrado un día después en el municipio de Anorí con sus cinco ocupantes muertos.

De ser cierta la revelación del Centro Democrático, se trataría de una violación de la tregua unilateral que las FARC declararon con motivo de las fiestas navideñas, que expirará el próximo 15 de diciembre tras un mes en vigor.

El Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC) ha informado de que en las dos primeras semanas de alto el fuego "se registraron siete acciones unilaterales (de las FARC) que pueden catalogarse como hechos violatorios".

DIÁLOGO DE PAZ

Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas.

Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el pasado 26 de mayo las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.

El diálogo de paz se reanudó el pasado 25 de noviembre, con una semana de retraso por acuerdo de las partes y con el tema de las drogas ilícitas sobre la mesa. Hace tres semanas se puso fin al 17º ciclo de conversaciones, todavía sin acuerdo.