26 de noviembre de 2007

Colombia/Venez.- Políticos y sectores sociales colombianos piden volver a la normalidad en las relaciones con Venezuela

BOGOTÁ, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Dirigentes políticos, agrupaciones sociales, familiares de secuestrados, Iglesia Católica y gremios económicos de Colombia consideraron hoy que es urgente volver a la normalidad en las relaciones con Venezuela, tras el anuncio del presidente de ese país, Hugo Chávez, este domingo de que congelaba las relaciones con el gobierno del presidente, Álvaro Uribe.

El ex ministro de Asuntos Exteriores Rodrigo Pardo calificó de "muy crítico" el momento actual de las relaciones bilaterales, pero recordó que en el pasado Venezuela y Colombia pasaron por "momentos diplomáticos más difíciles", y estimó que el momento "de ahora no tiene un significado ni un efecto estructural en las relaciones".

Pardo indicó que la expresión del mandatario venezolano es una muestra de su inconformidad ante la forma en que el presidente Uribe decidiera poner fin a su papel como facilitador con el objetivo de llegar a un acuerdo humanitario con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Además, añadió que unas malas relaciones con Venezuela podrían afectar "de manera importante" a los vínculos comerciales con Colombia.

"Los culpables de todo este incidente son las FARC, que no cumplieron" en ningún momento con lo que se habían comprometido, pero el ex ministro aclaró que un incidente de este tipo era previsible, ya que desde el inicio de las gestiones de Chávez "se sabía que él iba a emplear métodos riesgosos para su trabajo de facilitador, que tarde o temprano disgustarían a Uribe".

Para el ex ministro de Exteriores la solución a la tensión diplomática desatada el fin de semana pasa porque ambos países bajen "el tono" y los respectivos Ministerios de Asuntos Exteriores, así como las Embajadas trabajen "institucionalmente en la normalización de las relaciones binacionales", según informa el diario colombiano 'El Espectador'.

Por su parte, la senadora liberal Cecilia López, tildó de "preocupante" la situación entre Colombia y Venezuela porque "al dolor de los secuestrados y su familia se suma las implicaciones económicas y comerciales que son vitales para Colombia".

"Este es el episodio más doloroso y más complicado y es consecuencia de que el Gobierno Nacional no sepa manejar ni distinguir entre las relaciones nacionales y las relaciones internacionales", afirmó la senadora.

López criticó además al Gobierno del presidente Álvaro Uribe porque según ella este es un nuevo episodio que demuestra que el Ejecutivo "se ha rajado siempre" en las relaciones internacionales y añadió que el ministerio de Asuntos Exteriores, ni con la ex ministra María Consuelo Araujo ni con el actual, Fernando Araujo, han "cumplido con su papel a cabalidad".

"Se subestimaron los problemas cuando se decidió que Chávez fuera facilitador; se generaron esperanzas y el Gobierno debió medir que eso no se iba quedar ahí", insistió López.

La senadora insistió en la necesidad de que Uribe aborde esta cuestión con "serenidad" y que el equipo de Gobierno "le hable (al presidente) con franqueza al mandatario y maneje este 'impasse' con racionalidad".

Por su parte, el ex presidente Ernesto Samper, manifestó que la crisis supone "un deterioro en las relaciones con Venezuela que nunca antes se había presentado". La clave, dijo el ex mandatario, para solucionar esta situación es "esperar que se calmen los ánimos y que los dos gobiernos vuelvan al diálogo".

Para el jefe del partido Polo Democrático, Carlos Gaviria, la actual crisis bilateral es gravísima y "es preocupante la pugnacidad de los dos mandatarios". Además, agregó que cree necesario que Chávez explique el significado de "congelar" las relaciones con Colombia "pues afirmó esto y luego dijo que no rompía las relaciones con nuestro país".

"Hay que esperar el desarrollo de esta situación para saber si detrás de esto hay un trasfondo político que aún no conocemos", acotó Gaviria.

En ese sentido, el ex ministro Augusto Ramírez Ocampo expuso su opinión de que es necesario que "el Gobierno convoque a la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, que es el mecanismo idóneo para que se tome una decisión sobre esta situación, que es muy grave por la congelación de las relaciones comerciales".

Finalmente, la senadora del Partido de la 'U' Ginna Parody criticó al mandatario venezolano y aseguró que "cada vez que se acerca la época electoral en Venezuela se llama al nacionalismo" y se crean polémicas con gobiernos de otros Estados.

Los gremios económicos estimaron que nunca antes se habían deteriorado tanto los lazos entre sendos países y mostraron su confianza en que en un corto plazo los gobiernos de Colombia y Venezuela encuentren la salida viable a esta crisis, para lo que consideran fundamental que cuanto antes los dos Jefes de Estado se sienten a dialogar.