19 de febrero de 2010

Colombia/Venezuela.- Caracas tilda de "provocación" la afirmación de que uno de los jefes de las FARC está en Venezuela

Exteriores acusa a Honduras de querer "desprestigiar" a Venezuela

CARACAS, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, calificó este viernes de "provocación" las palabras del gobernador del departamento colombiano de Arauca (este), Luis Eduardo Ataya, en las que aseguraba que uno de los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Germán Briceño Suárez, alias 'Grannobles', se encuentra refugiado en Venezuela.

"Para justificar permanentemente lo que es la guerra interna en Colombia y tratar de justificar a futuro cualquier escenario de provocación, de agresión a nuestro país, cada cierto tiempo ellos tratan de lanzar la especie de que jefes de la guerra colombiana se encuentran en otros países", dijo Maduro.

De este modo el jefe de la diplomacia venezolana respondía a las declaraciones de Ataya, quien afirmó que disponía de información que le permite asegurar que 'Grannobles' se encuentra "totalmente asentado en Elorza", una región fronteriza, dedicado al tráfico de cocaína.

Según informaron las autoridades colombianas, el que fuera jefe del bloque oriental de las FARC ya no atiende a las órdenes del mando central, liderado por Guillermo León Saénz, alias 'Alfonso Cano', lo que le convierte en un elemento descontrolado.

'Grannobles', que llevaba más de 20 años en las filas del grupo armado, está acusado de haber dado la orden para asesinar a los indigenistas estadounidenses Ingrid Washinawatok, Larry Gay Lahe y Terence Freitase, en febrero de 1999.

El Gobierno colombiano ha ofrecido una recompensa de hasta 2,5 millones de dólares (1,8 millones de euros) por información que permita la captura de éste y otros jefes de la banda que supuestamente estarían asentados en Venezuela.

El ministro recordó que el presidente venezolano, Hugo Chávez, se ha ofrecido en numerosas ocasiones como mediador en el conflicto interno del país vecino al que calificó de "guerra civil" porque es consciente de que la solución debe ser fruto de "una negociación política".

No obstante, señaló que, pese a la insistencia del mandatario, "la oligarquía colombiana se ha cerrado a la posibilidad de una posición humanitaria y civilizada de buscar la paz por la vía de la negociación para desactivar esa guerra".

RESPUESTA A HONDURAS

El titular de la cartera de Exteriores de Venezuela rechazó las acusaciones del ministro de Seguridad de Honduras, Óscar Álvarez, quien afirmó que el Gobierno colombiano ha registrado un total de 300 vuelos del narcotráfico que atraviesan su territorio y que tienen su origen en Venezuela.

"Es precisamente este ministro espurio, de un Gobierno espurio, el que se ha reunido con los jefes de los carteles allá mismo, en Bogotá. Son declaraciones de una persona que finge como ministro de un Gobierno hijo de un golpe de Estado y de un proceso electoral amañado y fraudulento como el de Honduras", respondió Maduro.

Asimismo, el ministro indicó que el objetivos de estas declaraciones es "enlodar el prestigio de Venezuela en lo que es la lucha contra el tráfico de droga" porque "todo el mundo sabe que la droga se produce en Colombia y se trafica desde Colombia", país al que se refirió con el nombre de "narco Estado".