20 de abril de 2006

Colombia.- El vicepresidente colombiano dice que las denuncias de Noguera son un "factor de perturbación" en la región

BOGOTÁ, 20 Abr. (EP/AP) -

El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, afirmó ayer, miércoles, que las denuncias hechas recientemente por un ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia, Jorge Noguera, representan un "factor de perturbación" en la región y dejan al descubierto un "pudridero" dentro del organismo.

Rangel declaró a los medios de comunicación, al finalizar el acto de aniversario de la declaración de la independencia del país, que las declaraciones del ex funcionario del DAS representan una "situación bastante delicada".

Además, sostuvo que en Bogotá hay "preocupación" por el caso, porque "lo que se ha descubierto en el DAS es un verdadero pudridero, y un factor de perturbación no solamente en Colombia sino en la región andina".

Rangel señaló que el Ejecutivo "está obligado a hacer una investigación a fondo y compartir esa investigación con el Gobierno venezolano" en lo que respecta a la denuncia sobre un supuesto plan ideado por el DAS para matar al presidente Hugo Chávez. "Queremos que haya una aclaratoria por parte del Gobierno y las autoridades competentes colombianas", añadió.

DENUNCIAS DEL EX JEFE DE INFORMÁTICA

El presidente de la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro, envió una misiva a las autoridades del Congreso de Colombia para pedir una investigación sobre los señalamientos del ex jefe de informática del DAS, Rafael García.

El ex funcionario, que está detenido en un penal por borrar archivos de expedientes de narcotraficantes, declaró recientemente a dos revistas colombianas que el DAS protegía a jefes paramilitares, les entregaba listas de dirigentes locales para ser asesinados y que preparó un plan contra Chávez.

En este sentido, el presidente Álvaro Uribe rechazó las afirmaciones de García y pidió al ex director del DAS y actual cónsul de Colombia en Milán que regresara al país para aclarar las denuncias.

A este respecto, Noguera declaró que la denuncia sobre el complot contra Chávez fue estimulada por versiones de Geovanny Vásquez, quien dice ser paramilitar desmovilizado y está siendo utilizado por la Fiscalía de Venezuela como testigo en el caso de un fiscal asesinado. Noguera desacreditó a Vásquez y lo describió como un "mitómano" que sufre "trastornos mentales".