5 de febrero de 2008

Colombia.-Yolanda Pulecio pedirá al Papa que rece para que se produzca el "milagro" de un cambio en la actitud de Uribe

BOGOTÁ, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Yolanda Pulecio, la madre de Ingrid Betancourt, secuestrada por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aseguró hoy en Roma que cuando se entreviste con el Papa Benedicto XVI le pedirá que rece para que se produzca el "milagro" de que el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, cambie de postura con respecto a las FARC.

"Dios quiera que cambie el Gobierno, ese es el milagro que le voy a pedir. También le pediré otro milagro de parte de la guerrilla. Yo creo que el Papa me va ayudar a pedirle a Dios a que cambie esta situación", declaró Pulecio en una rueda de prensa conjunta con el alcalde de Roma, Walter Veltroni, en la capital italiana.

La madre de la ex candidata a la Presidencia afirmó que no ha tenido apoyo del gobierno de Colombia sin embargo sí lo ha obtenido en países de Europa y América Latina, así como de senadores demócratas estadounidenses.

Pulecio dijo que su viaje a Italia tiene el fin de que se siga "insistiendo" para que el mandatario colombiano "cambie su actitud" y para que no siga realizando "operativos militares para liberar a los secuestrados" porque, consideró, eso pone en peligro las vidas de los rehenes. "La solución, no solo de los secuestrados, sino de la paz, se debe buscarse a través del diálogo", estimó.

En ese sentido, Pulecio agradeció nuevamente el apoyo otorgado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, porque de esa forma se logró la liberación de las ex políticas Clara Rojas (compañera de partido de su hija) y Consuelo González a la que pronto podrán sumarse tres secuestrados más.

"Su apoyo ha sido importantísimo para nosotros, él nos ha ayudado sinceramente, con gran comprensión de la situación y con gran solidaridad", declaró junto al alcalde romano.

Según informa el diario colombiano 'El Espectador', la madre de Betancourt se dirigió a los asistentes a la rueda de prensa a quienes dijo emocionada: "ustedes podrán imaginar lo que he sufrido con una carta que recibí de mi hija, con la situación en que se encuentra, con una foto suya, casi al final de sus fuerzas".

Sobre su ausencia y la de su familia a las concentraciones realizadas este lunes en todo el mundo en contra de las FARC, la madre de Ingrid Betancourt dijo que se debió a que temían que las manifestaciones hayan sido realizadas "con otras intenciones".