6 de agosto de 2009

Comercio Colombia-Venezuela fluye lento; ven mayores pérdidas

BOGOTA (Reuters/EP) - Colombia dijo el jueves que el comercio con Venezuela fluye lentamente, luego de los anuncios del presidente Hugo Chávez de sustituir las importaciones colombianas, en protesta por un acuerdo militar de Bogotá con Estados Unidos.

En tanto, analistas coincidieron en que la pérdida proyectada en el valor de las exportaciones colombianas al país vecino subió a más de 1.800 millones de dólares para el 2009, desde los 1.300 millones de dólares estimados inicialmente, debido a los nuevos anuncios de Chávez.

"Podemos decir, por lo escuchado a los gremios y al sector privado, que el comercio es lento pero sigue fluyendo", dijo el ministro de Hacienda colombiano, Oscar Iván Zuluaga, a los periodistas.

Zuluaga dijo que acordó con los empresarios crear equipos técnicos para evaluar distintas alternativas en torno a los mecanismos de financiación y pago de las exportaciones colombianas y los controles en la frontera de más de 2.200 kilómetros.

Chávez congeló a fines del mes pasado las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Alvaro Uribe y amenazó con interrumpir el flujo de comercio bilateral, en protesta por un acuerdo que permitiría a tropas estadounidenses el uso de al menos siete bases militares de Colombia para luchar contra el narcotráfico y la guerrilla izquierdista.

La medida también incluyó la anulación de la importación de 10.000 vehículos ensamblados en Colombia.

Según los más recientes cálculos de la colombiana Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), las exportaciones de Colombia apenas llegarán a 4.280 millones de dólares este año desde los más de 6.000 millones vendidos en el 2008, debido a las represalias comerciales emprendidas por el mandatario venezolano.

Las ventas a Venezuela, especialmente alimentos, textiles, confecciones y productos petroquímicos, equivalen a más del 16 por ciento del total de las exportaciones de Colombia.

"Hemos reestimado nuestros modelos de comercio bilateral", indicó el centro de análisis económico.

"La potencial sustitución de nuestras exportaciones, supuestamente desde el Brasil, generaría una caída de unos 435 millones de dólares adicionales y la retaliación arancelaria produciría una caída de las exportaciones hacia Venezuela en otros 470 millones", agregó ANIF en un reciente informe.