15 de julio de 2009

Comisión acusa a inteligencia canadiense por detenido Guantánamo

Por Randall Palmer

OTTAWA (Reuters/EP) - La agencia de espionaje de Canadá pasó por alto los derechos humanos básicos de un joven sospechoso de terrorismo cuando lo interrogó en Bahía Guantánamo y no prestó suficiente atención a su edad, indicó el miércoles una comisión establecida por el Parlamento.

La Comisión de Revisión de Inteligencia de Seguridad (SIRC, por su sigla en inglés) descubrió que la agencia de espionaje, el Servicio de Inteligencia de Seguridad de Canadá (CSIS, por su sigla en inglés), tampoco consideró el posible maltrato por parte de Estados Unidos al detenido, el canadiense Omar Khadr.

"SIRC cree que CSIS no consideró que, si bien estaba bajo custodia estadounidense, a Khadr se le negaron ciertos derechos básicos que le correspondían como joven", precisó el reporte.

Khadr fue capturado en Afganistán en el 2002, cuando tenía 15 años, por supuestamente lanzar una granada que provocó la muerte de un soldado estadounidense y de herir a otro durante un enfrentamiento en una instalación de Al Qaeda.

La comisión concluyó que CSIS tenía motivos razonables para viajar a la prisión militar estadounidense emplazada en Bahía Guantánamo, Cuba, a inicios del 2003 para interrogar a Khadr.

El padre fallecido del canadiense había sido acusado de ser un importante espía de Al Qaeda y era conocido como un amigo de Osama Bin Laden.

Un video publicado el año pasado mostraba a Khadr -quien ahora tiene 22 años y es el único prisionero occidental que aún permanece en Guantánamo- llorando mientras era interrogado en el 2003 por inspectores de CSIS.

La comisión recomendó establecer un marco político para guiar las interacciones con los jóvenes.

CSIS dijo que consideraría cuidadosamente las recomendaciones y que acogería una discusión política sobre su trabajo en el extranjero, pero también hizo notar que ha tenido que "adaptarse al fenómeno más reciente de la radicalización de los jóvenes".