21 de septiembre de 2015

Condenan a 15 años de cárcel al ex tesorero del PT por el caso Petrobras

El escándalo empezó en la Casa Civil del Gobierno de Lula, asegura el procurador

RÍO DE JANEIRO, 21 Sep. (Notimérica) -

El ex tesorero del Partido de los Trabajadores (PT) João Vaccari Neto ha sido condenado a 15 años y cuatro meses de cárcel por su participación en la trama corrupta de Petrobras, donde habría recaudado al menos 4,2 millones de reales (algo más de un millón de dólares) en concepto de sobornos, según el juez Sérgio Moro.

En la sentencia publicada este lunes el juez le acusa de "corrupción pasiva, blanqueo de dinero y asociación criminal" y asegura que el elemento más reprobable de todo el esquema de la Operación Lava Jato es la contaminación de la esfera política, porque trae graves perjuicios al proceso democrático.

En concreto la condena se refiere a los desvíos presupuestarios de las obras de las refinerías de Paulínia (estado de São Paulo) y Araucária (Paraná), ya que las empresas del consorcio Interpar pagaban sobornos a Vaccari Neto y a la dirección de Servicios de Petrobras para obtener contratos.

De hecho, el ex director de Servicios de Petrobras Renato Duque también ha sido condenado este lunes, y en su caso la condena es aún mayor; 20 años y ocho meses de cárcel, aunque a esta condena podrían sumársele otras, ya que tiene varios frentes abiertos dentro de la Operación Lava Jato.

Además de Duque y Vaccari Neto el juez ha condenado por esta rama de la trama a otras nueve personas, entre empresarios y directivos de Petrobras, aunque la mayoría verán reducida su condena porque colaboran con la Justicia aportando sus testimonios.

Entre ellos están el ex gerente de Petrobras Pedro Barusco, el ejecutivo de Toyo Setal Augusto Mendoça, el operador Mario Goes, el cambista Alberto Yousseff y Júlio Camargo, una pieza clave en la trama porque con sus confesiones implicó al presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha (Partido del Movimiento Democrático de Brasil, PMDB).

EL ORIGEN DEL ESCÁNDALO.

Precisamente este lunes también ha tenido lugar la 19ª fase de la Operación Lava Jato, que se ha saldado con la detención del empresario José Antunes Sobrinho, uno de los dueños de Engevix, que está acusado de pagar sobornos por valor de 104 millones de reales (26 millones de dólares) a cambio de que su empresa consiguiera contratos en Eletronuclear, otra empresa estatal.

Después de la detención el procurador del Ministerio Público Federal (MPF) Carlos Fernando dos Santos Lima ha asegurado que los escándalo de Eletronuclear, Petrobras y 'Mensalão' están conectados y que se originaron en la Casa Civil -la jefatura del gabinete de presidencia, la más alta institución de la República brasileña-- durante el Gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

"No tengo ninguna duda de que están todos conectados a la Casa Civil del Gobierno de Lula. En este momento no hay pruebas concretas, pero trabajamos con la hipótesis de que todo se originó dentro de la Casa Civil", ha asegurado el procurador en declaraciones recogidas por el diario 'O Globo'.

Esta fase de la Operación Lava Jato ha sido bautizada como 'Nessun dorma' ('Que nadie duerma', en italiano), como una suerte de advertencia a los corruptos, y también ha alumbrado a un nuevo protagonista en la trama, Augusto Renzende Henriques, que según los investigadores podría ser "uno de los mayores operadores" de todo el engranaje.