14 de julio de 2009

Confianza inversionistas alemanes cae por temores sobre crédito

Por Krista Hughes

MANNHEIM, Alemania (Reuters/EP) - La confianza de los inversionistas y analistas de Alemania cayó en julio por primera vez en nueve meses, arrastrada por las preocupaciones sobre las ajustadas condiciones del crédito, sugiriendo que la recuperación económica será lenta.

El instituto ZEW, con sede en Mannheim, dijo el martes que su índice mensual de confianza económica cayó por primera vez desde octubre del 2008, marcando 39,5 en julio desde 44,8 en junio.

La caída, opuesta a las expectativas de un alza, llega después de una serie de datos duros divulgados la semana pasada que apuntan a una estabilización en la industria.

"Las cifras son decepcionantes. Reflejan cierto escepticismo que recientemente se ha transmitido a los mercados de bonos y acciones", dijo Ralph Solveen de Commerzbank.

El euro frenó sus ganancias frente al dólar y los futuros Bund subieron después de este dato, cuya lectura fue bastante menor a la proyección de un alza a 47,8 realizada en un sondeo a analistas.

Michael Schroeder, economista de ZEW, dijo que quienes respondieron el sondeo se encontraban preocupados sobre los riesgos de una contracción en el crédito a pesar de que las cifras de préstamos muestran que por el momento este no es un problema.

"Un riesgo considerable para el desempeño de la economía alemana en el futuro es si el préstamo a empresas y familias funciona", dijo ZEW en un comunicado.

Más temprano el martes, el presidente de ZEW, Wolfgang Franz, dijo que Alemania probablemente no vería un crecimiento económico considerable durante el resto del 2009, aunque una recuperación podría iniciarse en el 2010.

"Lo que probablemente veremos en los próximos meses es una suerte de ondulación en la economía con un Producto Interno Bruto creciendo cerca de cero - a veces por encima, a veces por debajo", dijo Franz a la cadena de televisión ARD.

Sin embargo, el sondeo de ZEW tenía un lado positivo, ya que el índice se mantiene por encima de su promedio histórico, mientras que otro medidor sobre las condiciones actuales registró su segunda alza consecutiva después de ocho meses de declives, avanzando a -89,3 desde -89,7.