11 de junio de 2009

Congreso EEUU citará Bernanke y Paulson por Merrill

Por Kim Dixon

WASHINGTON (Reuters/EP) - El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el ex Secretario del Tesoro, Henry Paulson, serán llamados a testificar ante el Congreso por su rol en la venta de Merrill Lynch a Bank of America.

En una audiencia el jueves en el Congreso, sobre la participación del Gobierno en la adquisición del año pasado, el presidente demócrata de un comité de la Cámara de Representantes dijo que Bernanke y Paulson deben responder a acusaciones de que presionaron a Bank of America para que cerrara el acuerdo.

"Buscaremos algunas respuestas a preguntas extrañas", dijo Edolphus Towns, presidente demócrata del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara.

"¿Paulson y Bernanke abusaron de su autoridad ordenando a Lewis a que avanzara con la adquisición de Merrill? ¿O Lewis amenazó con retirarse para obtener más dinero del estado nacional?", preguntó Towns.

El presidente ejecutivo de Bank of America, Ken Lewis, el único testigo en la audiencia, estuvo de acuerdo con legisladores de que hubo presiones del Gobierno para completar el negocio, pese a las crecientes pérdidas de Merrill.

"Pero se dieron en el contexto de que pensaban que era lo mejor para Bank of America y del sistema financiero", dijo.

"La amenaza no era lo que me preocupaba. Lo que me preocupaba era que hicieran esa amenaza a un banco con buena posición", dijo Lewis.

Investigadores republicanos en el comité prepararon un informe que acusa a Paulson y Bernanke de "poner un revólver en la frente" de Lewis y el directorio de Bank of America.

"Esta transacción tuvo lugar en un clima de miedo e intimidación de funcionarios del Gobierno", dijo el representante republicano por el estado de Ohio, Jim Jordan.

El comité examina el rol del Gobierno en la venta de Merrill Lynch el 1 de enero y los 20.000 millones de dólares adicionales de dinero de los contribuyentes que se entregaron a Bank of America ese mes.

Lewis acordó comprar a Merrill Lynch en un acuerdo orquestado con la ayuda del Tesoro, cuando Wall Street y la economía de Estados Unidos caían en picada. Los accionistas de Bank of America y Merrill votaron a favor de la fusión de las firmas el 5 de diciembre.

Lewis ha dicho que no se enteró hasta más tarde en enero de la rapidez del deterioro de Merrill y luego amenazó con retirarse de la fusión, por lo que funcionarios del Tesoro y de la Reserva Federal presionaron para que lo completara.

Legisladores han dicho varias veces que Lewis debió haber conocido desde mucho antes de lo que afirma las enormes dificultades de Merrill, que perdió 15.840 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado.

Sin embargo, Lewis dijo que "nadie predijo el derrumbe que ocurrió en el cuarto trimestre del 2008".