7 de agosto de 2009

Congreso EEUU podría extender beneficio de desempleo

Por Andy Sullivan

WASHINGTON (Reuters/EP) - El Congreso de Estados Unidos considerará extender el seguro de desempleo cuando regrese a sus sesiones en septiembre, para proteger a 1,5 millones de personas que corren el riesgo de perder el beneficio, dijo el viernes el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid.

"Poco después de que el Congreso regrese a Washington, tendremos que abordar este tema", dijo Reid, refiriéndose a los trabajadores que agotarán pronto la ayuda que reciben por la desocupación. "Existe un argumento económico para extender el beneficio por desempleo", agregó.

La tasa de desempleo bajó a un 9,4 por ciento en julio desde 9,5 por ciento el mes previo, de acuerdo con unos datos del Departamento de Trabajo divulgados el viernes. Fue la primera vez que la tasa de desempleo ha caído desde abril del 2008.

Pero el número de desempleados de largo plazo continúa subiendo, mientras el país lucha contra la peor contracción desde la Gran Depresión de la década de 1930, dijo el departamento.

Las ventas de casas y el sector manufacturero, dos pilares de la economía estadounidense, han mostrado señales de mejoría, pero la tasa de desempleo se mantendría alta, lo cual podría conducir a una débil recuperación.

El Gobierno de Barack Obama ha dicho que el desempleo podría llegar a un 10 por ciento este año.

Hasta el 25 de julio, 6,31 millones de personas estaban recibiendo beneficios por desempleo de largo plazo, según cifras oficiales.

Cerca de 1,5 millones de esas personas podrían agotar esos beneficios para fines de año, de acuerdo con el Proyecto de Ley Nacional de Empleo.

"Debemos ayudar a aquellos que están sufriendo como consecuencia de una crisis económica que no generaron", dijo Reid.

El Congreso ya ha extendido los beneficios de desempleo por hasta 79 semanas y el Gobierno y los líderes demócratas de la Cámara de Representantes han dicho que trabajarán para prolongarlos aún más.

Pero ello podría ampliar el ya enorme déficit fiscal, que se disparó otros 300.000 millones en julio a un récord de 1,3 billones de dólares en los primeros 10 meses del año fiscal 2009.

Los sondeos muestran descontento público con el déficit récord y los republicanos han redoblado sus críticas.

"En vez de buscar nuevas maneras para expandir el Gobierno, este Congreso necesita volver a la reducción del déficit", dijo en un comunicado el senador republicano Judd Gregg.

Desde el comienzo de la recesión, en diciembre del 2007, la economía estadounidense ha eliminado 6,7 millones de puestos de trabajo, dijo el Departamento de Trabajo.