13 de abril de 2016

El Congreso de España insta al Gobierno a impulsar las relaciones con Cuba

PP, PSOE y Ciudadanos negocian un texto común que consigue el respaldo de PNV, CiU y Podemos

El Congreso de España insta al Gobierno a impulsar las relaciones con Cuba
CEDIDA

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados ha instado este miércoles al Gobierno a "continuar impulsando" las relaciones políticas, comerciales y culturales con Cuba desde el convencimiento de que así se contribuirá a la apertura de la isla.

La Comisión de Asuntos Exteriores ha aprobado una proposición no de ley que no es jurídicamente vinculante, pero que sí constituye un mandato político para el Ejecutivo. PP, PSOE y Ciudadanos han negociado la redacción final de la iniciativa, a partir de tres textos que cada formación había propuesto originalmente sobre la misma cuestión. PNV, CiU y Podemos han secundado el acuerdo, mientras que ERC e IU se han abstenido.

La proposición no de ley considera que las relaciones históricas entre España y Cuba ofrecen una "magnífica oportunidad" para que puedan contribuir a que se produzcan en la isla "avances en derechos y libertades" para el pueblo cubano.

Si bien el texto no defiende expresamente el fortalecimiento del diálogo con el Gobierno cubano, como pretendían los socialistas, sí señala que "los encuentros bilaterales evidenciarán la normalización de las relaciones entre ambos países y fortalecerán las relaciones diplomáticas y sociales".

Las visitas de más alto nivel que el Gobierno español ha realizado a la isla con Mariano Rajoy en la Moncloa han estado encabezadas por ministros de su gabinete, pero ninguno de ellos fue recibido por el presidente cubano, Raúl Castro.

Sin embargo otros jefes de Estado occidentales, como el estadounidense Barack Obama o el francés François Hollande, han visitado recientemente Cuba. Hollande lo hizo incluso antes de que la UE concluyera la negociación de su acuerdo con La Habana, llamado a sustituir a la Posición Común del 96.

En la iniciativa aprobada, el Congreso "saluda" el proceso de normalización de las relaciones entre EEUU y Cuba y de manera especial la conclusión del acuerdo de diálogo político y cooperación entre la isla y la UE que ofrece, en opinión de la Cámara, "un marco adecuado para que ambas partes puedan trabajar en pro de la democracia, los derechos humanos y las libertades fundamentales en aquella república, así como la finalización del embargo económico".

APOYO A LA OPOSICIÓN

La Cámara Baja "entiende que la dinámica establecida" en Cuba con motivo de las negociaciones con la UE y EEUU "han de ofrecer espacio para la participación del pueblo cubano como protagonismo auténtico incluido, por supuesto, aquellos que desde hace años vienen demandando esta realidad desde la sociedad civil", en referencia a la oposición democrática.

También espera que el proceso abierto sirva "para que los trabajadores de Cuba sean beneficiarios directos de cualquier reactivación económica de la isla y puedan ejercer de forma plena y libre sus derechos en la defensa de mejores condiciones de trabajo".

Podemos ha dado la "bienvenida" al cambio de posición en relación con Cuba de la UE, y por tanto de España, aunque su diputado Txema Guijarro ha lamentado que una vez más este giro se produzca "al calor de Washington".

PNV y Democràcia i Llibertat han coincidido en señalar en que la Posición Común de la UE hacia Cuba que impulsó José María Aznar ha quedado obsoleta y han subrayado la necesidad de que el Gobierno cubano ratifique el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Político, el Pacto Internacional de Derechos Económicos y el Estatuto de Roma por el que se creó la Corte Penal Internacional.

La diputada de IU Sol Sánchez ha considerado una muestra de hipocresía que el Congreso de los Diputados se ponga tan "puntilloso" con Cuba y no con China, una dictadura que ya "está dentro del mercado del capitalismo".