23 de julio de 2020

Coronavirus.- La ONU urge a Irán a liberar a una activista que tiene síntomas de COVID-19 "antes de que sea tarde"

Coronavirus.- La ONU urge a Irán a liberar a una activista que tiene síntomas de COVID-19 "antes de que sea tarde"
Coronavirus.- La ONU urge a Irán a liberar a una activista que tiene síntomas de - CONTACTO - ARCHIVO

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas ha urgido este miércoles a Irán a que libere a la activista Narges Mohammadi, que tiene síntomas compatibles con la COVID-19, "antes de que sea demasiado tarde".

Según los expertos, parece que Mohammadi ha contraído la COVID-19 en la prisión de Zanjan, ubicada en Teherán, donde cumple una condena de 16 años por su labor enfocada a los Derechos Humanos. Fue detenida en 2015 y condenada en mayo de 2016.

"Estamos extremadamente preocupados por el bienestar de la señora Mohammadi", han indicado. "Previamente manifestamos nuestra preocupación porque ella y otras personas que se encuentran en prisiones iraníes están en un grave riesgo si contraen la COVID-19 y hemos pedido su inmediata liberación", han recordado.

"Para aquellos que tienen afecciones de salud subyacentes, como la señora Mohammadi, puede tener (la COVID-19) consecuencias de vida o muerte. Las autoridades iraníes deben actuar ahora antes de que sea demasiado tarde", han señalado.

Mohammadi mostró los primeros síntomas del coronavirus el 29 de junio, según los expertos. Una de sus compañeras de celda ha dado positivo por la enfermedad y otros han mostrado síntomas también. Posteriormente, su estado se deterioró y sufrió una pérdida de la conciencia el 5 de julio.

Tres días después se la sometió a una prueba diagnóstica de la enfermedad y los expertos han reclamado que debería recibir los resultados de la misma, puesto que los desconocen. De forma paralela, han valorado que debería ser trasladada a un hospital para recibir la atención adecuada.

Además, los expertos han criticado que medios afiliados al Ejecutivo iraní hayan difundido un vídeo en el que supuestamente se ve cómo le realizan a Mohammadi un chequeo médico para sugerir que se encuentra en buen estado de salud.

A su juicio, este vídeo representa "una violación de los derechos de privacidad de Mohammadi y no tiene valor, ya que su contenido no puede ser verificado de ninguna manera".

En este contexto, los expertos también han señalado su preocupación porque pueda haber más casos de la COVID-19 en cárceles iraníes, ya que los reclusos previamente liberados en un permiso emitido por Irán han regresado a prisión, en medio de la segunda ola de contagios que experimenta el país.

Aunque han elogiado la política gubernamental que otorgaba la liberación temporal a determinados prisioneros para evitar los impactos de la enfermedad en las cárceles, también se han preguntado si los activistas de Derechos Humanos y otros detenidos sin base legal se han beneficiado.

"Mohammadi no debería estar en prisión en primer lugar", han zanjado, explicando que el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria ha demostrado que su detención fue arbitraria y solicitó su liberación en 2017.

"Las autoridades iraníes no sólo la mantienen en prisión, sino que el año pasado le negaron el contacto con su familia y también buscan enjuiciarla bajo nuevos cargos para continuar su encarcelamiento ilegal", han criticado, al tiempo que han reiterado su petición de liberación para ella y para todos a los que "actualmente se niega su derecho a la libertad".