23 de mayo de 2020

Coronavirus.- Retrasada la audiencia del exministro de Salud boliviano por la detención del juez

Coronavirus.- Retrasada la audiencia del exministro de Salud boliviano por la detención del juez
El ex ministro de Salud de Bolivia Marcelo Navajas, detenido por la compra de los 170 respiradores. - -/ABI/DPA

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La audiencia en la que debían dictarse las medidas cautelares contra el exministro de Salud de Bolivia, Marcelo Navajas, por la compra de 170 respiradores se ha retrasado este viernes por la detención del juez que iba a presidirla, Hugo Huacani, según ha informado la prensa local.

En la audiencia también iban a dictarse medidas cautelares para el ahora exdirector general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela, el director general de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), Geovanni Pacheco, y la empleada de la AISEM Ana Fernanda Espinoza, también investigados por la adquisición de los respiradores.

Sin embargo, Huacani ha sido detenido y trasladado a celdas policiales acusado de presunta prevaricación y resoluciones contrarias a la Constitución de Bolivia, al favorecer a una implicada en el caso del exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, ha trasladado 'El Deber'.

Por su parte, la abogada de Navajas, Rosario Canedo, ha explicado que continuaba esperando junto al exministro pasadas las 20.00 horas (hora local) porque no contaban con ninguna explicación oficial de lo ocurrido. En este sentido, los abogados defensores de los imputados han pedido su libertad.

"Nuestros clientes están más de 48 horas privados de libertad, sin que se haya resuelto su situación", ha protestado Canedo. "Nuestros clientes no podían permanecer detenidos más de 24 horas. Su situación jurídica debió haberse resuelto el jueves", ha continuado.

La Fiscalía de Bolivia investiga la adquisición con un presunto sobrecoste de 170 respiradores por los que el Gobierno pagó más de 27.000 dólares a la empresa española GPA Innova cuando su precio de mercado sería de unos 7.000 dólares. Otra empresa española, IME Consulting, ejerció como intermediaria. La compra ha desatado una grave crisis política en la nación andina.