24 de octubre de 2011

CORR.- México.- El PRI volvería a la Presidencia de México tras doce años de poder del PAN, según un sondeo

((Esta noticia corrige la anterior por un error en el titular))

MÉXICO, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México obtendría más del 50 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales de julio de 2012, dejando fuera al Partido de Acción Nacional (PAN) del presidente, Felipe Calderón, según una encuesta publicada este lunes por el periódico 'Excelsior'.

El PRI estuvo instalado en la Presidencia de México desde 1929 hasta 2000 con el triunfo del candidato del PAN de ese año, Vicente Fox.

El PAN obtendría el 27 por ciento de los votos, y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) obtendría el 16 por ciento, aunque todavía no hay ningún candidato fijo por ningún partido. En el caso de los simpatizantes priístas, la mayoría apuesta por Enrique Peña Nieto, exgobernador del estado de México.

En el caso del actual partido en el poder, la encuesta de 'Excelsior' señaló a Josefina Vázquez Mota, coordinadora del grupo parlamentario del PAN, como la candidata con más apoyos para las primarias de dicha formación, con más del 50 por ciento sobre cualquier otro candidato.

En el PRD, Andrés Manuel López Obrador, excandidato en las elecciones presidenciales de 2006, y Marcelo Ebrard Casaubon, jefe del gobierno en el Distrito Federal, estarían empatados a votos.

Por otro lado, el PRD ha tenido que suspender este domingo las elecciones al Consejo Nacional de dicha formación en México DF, y en los estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas y Zacatecas, por una serie de disputas internas entre los partidos de la coalición, según el diario 'El Universal'.

Estos comicios internos han sido aplazados una semana debido a que en algunas regiones no se instalaron puntos suficientes para emitir el voto, aunque algunas voces señalaron que este retraso resta toda la legitimación al órgano de poder que salga de dichos comicios debido a que los estatutos de la coalición señalan que las elecciones no pueden celebrarse en un día diferente al que fueron convocadas.