27 de septiembre de 2015

Correa aboga ante la ONU por una mejora en la distribución de la riqueza

NUEVA YORK, 27 Sep. (Notimérica) -

   El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha reclamado este domingo en la sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York la necesidad de un "renovado pacto civilizatorio", indicando que en su país se entiende el desarrollo como la consecución del Buen Vivir de todos en paz y armonía.

   "Nuestra apuesta (...) es por una agenda de desarrollo donde el sentido de humanidad se imponga sobre el imperio del capital, sino seguiremos simplemente validando objetivos y metas cuando en realidad lo que necesitamos es un renovado pacto civilizatorio", señaló Correa desde Nueva York según recoge la agencia de noticias Andes.

   El mandatario ecuatoriano recalcó que en su país se entiende el desarrollo como la consecución del Buen Vivir de todos en paz y armonía con la naturaleza, y la prolongación indefinida de las culturas humanas, precisando que su Constitución es la única que otorga derechos a la naturaleza. "Nos complace sobremanera que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015-2030) tengan muy presente el cuidado del plante", dijo Correa.

   Correa señaló que no solo se trata de enfrentar el deterioro ambiental del planeta, sino de inaugurar además una nueva lógica económica, donde se compense la generación de valor y de bienes públicos ambientales. "Debemos construir sociedades con mercado, pues debemos asumir que no son viables las formas de producción y consumo dominantes, que ignoran los límites ecosistémicos y pretenden crecimiento y acumulación infinitos", continuó. Por ello "necesitamos que los países centrales dediquen menos tiempo a diagnosticar nuestro subdesarrollo y más tiempo a cuestionar su propio modelo de desarrollo".

   Por otra parte, cuestionó lo que llamó la "paradoja inmoral" existente en el mundo, ya que por un lado se promueve la libre circulación de mercancías  y capitales, buscando la máxima rentabilidad,  pero por otro se penaliza la libre circulación de personas que buscan un trabajo digno, lo que consideró intolerable e insostenible desde el punto de vista ético.

   Calificó de "vergonzosas" las políticas migratorias de los países ricos y dijo que se necesita una agenda con enfoque de derechos donde la movilidad humana no sea criminalizada y se prive a las personas de sus derechos fundamentales, por lo cual lamentó la ausencia en la Agenda 2030 de un objetivo directo sobre libre movilidad humana.

   En esta jornada, el mandatario ecuatoriano ha encabezado la sesión de la Cumbre convocada en la sede de la ONU en su condición de presidente pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) este 2015.