5 de septiembre de 2015

Correa gestiona una reunión con Maduro y Santos para resolver la crisis fronteriza

QUITO, 5 Sep. (Notimérica) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha anunciado este sábado que ha mantenido una conversación telefónica con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, y más tarde conversará con el presidente de Venezuela, Nicolá Maduro, para acordar una reunión qu permita, a través del diálogo, resolver la crisis en la frontera colombo-venezolana.

"nos tiene muy preocupados la situación Colombia-Venezuela (...) Queremos interponer nuestros buenos oficios; entre naciones hermanas, dialogando, se arregla cualquier problema", aseguró el presidente ecuatoriano en su programa semanal Enlace Ciudadano recogido en la agencia de noticias 'Andes'.

Correa aseguró que ya ha hablado con Santos, añadiendo que seguramente este sábado hablarña con Maduro, que se encuentra en una gira internacional por China, Vietnam y Qatar. Asimismo, Correa ha mantendrá una conversación con el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, el cual preside este año la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El objetivo de Correa es gestionar la crisis que hay entre Venezuela y Colombia. Por ello, el mandatario ha señalado que quiere lograr "una reunión bilateral en Montevideo, o donde sea, pero hablando se entiende la gente. Hasta Álvaro Uribe con (Hugo) Chávez se reunieron. ¡Cómo no se van a reunir Juan Manuel Santos con Nicolás Maduro, si además eran buenos amigos!", afirmó.

La crisis fronteriza ya dura dos semanas, y diferentes sectores económicos advierten que de llegar a prolongarse los golpes a ambas economías serán inevitables y más fuertes de lo que se espera.

"Es un miedo similar al que existió en Alemania, cuando partieron Alemania Occidental de la República Democrática Alemana. Hay un sinnúmero de personas que ha recibido la frontera que no son de aquí ni de allá, son de ambos lugares. Se sienten en la necesidad imperiosa de estar pasando de un lado al otro", ha señalado el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes de Colombia (Fenaco), Guillermo Botero.

CRISIS FRONTERIZA

Los problemas en la frontera comenzaron el pasado 19 de agosto, cuando cerca de la media noche Maduro ordenó cerrar la frontera durante 72 horas y luego decretó el estado de excepción en la zona limítrofe con Colombia, en el estado Táchira.

La medida se aplicó tras un ataque a militares venezolanos durante una operación anticontrabando, que en su momento Maduro atribuyó a "paramilitares colombianos".

Este lunes, desde Vietnam, Maduro aseguró que existe un plan para asesinarlo en el que participan sectores de la oligarquía venezolana. Además reiteró que existe un éxodo hacia Venezuela, junto con un ataque a la economía venezolana. El presidente aseguró que presentará las pruebas en los próximos días.

Tras el cierre de la frontera, han sido deportados más de 1.000 colombianos, lo que ha generado una crisis humanitaria por la manera en la que se ha llevado a cabo la expulsión de las familias. Los afectados han denunciado desplazamiento forzado y abusos sexuales en algunos casos, entre otras violaciones de derechos.