23 de noviembre de 2007

Costa Rica.-Costa Rica mantendrá en la Corte de La Haya su demanda contra Nicaragua por la navegación del Río San Juan

SAN JOSÉ, 23 Nov. (EP/AP) -

Costa Rica mantendrá la demanda presentada ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya contra Nicaragua aunque ambos países tampoco descartan la posibilidad de una solución amistosa al caso relacionado con el derecho de navegación de los costarricenses por el río San Juan, ubicado en la frontera.

En rueda de prensa conjunta celebrada en San José, el presidente costarricense, Óscar Arias, declaró que junto a su colega nicaragüense, Daniel Ortega, acordó que "el caso continúe en La Haya sin perjuicio de que en comisiones binacionales se pueda abordar el tema".

Además, indicó que el ministro de Asuntos Exteriores costarricense, Bruno Stagno, cree que el fallo podrá salir a principios de 2009, "de tal manera que es mejor dejar las cosas como están".

Los gobernantes estuvieron de acuerdo en que "la zona del río San Juan debe ser un factor de unidad y hermandad en la defensa de nuestros patrimonios naturales", según se indicó en una declaración acordada, para lo que decidieron formar equipos técnicos "para avanzar hacia el establecimiento de un corredor transfronterizo de desarrollo sostenible, donde se vinculen las iniciativas de conservación con la de producción".

Los presidentes sendos países conversaron también, durante la visita de Ortega a San José sobre la deuda de 630 millones que Nicaragua mantiene con Costa Rica por compras de electricidad realizadas desde finales de los años 70 a principios de la década de los 80. El mandatario sandinista reconoció que esta cantidad "es impagable" y ofreció a Arias distintas propiedades como pago.

"Esta deuda era de 200 millones y pico de dólares y hoy ya va por 630 millones de dólares solo por los intereses. Esa es una deuda impagable y le decía al presidente (Arias) que tal vez podemos dar a cambio algunas propiedades del Estado nicaragüense", apuntó Ortega, quien coincidió con Arias en que una posible solución sería "buscar que países que tienen más recursos, desarrollados, nos ayuden a hacer frente a esa deuda".

El gobernante costarricense por su lado consideró que el país no podría "perdonar un monto muy alto (de la deuda) pero sí algún porcentaje y que del resto se hagan cargo países amigos, como los escandinavos, o Italia, o Francia".

Por otra parte, los mandatarios centroamericanos conversaron sobre la importancia para sendos países el alto número de nicaragüenses que residen en Costa Rica. Ortega insistió en la urgencia de aprobar un proyecto de reforma a la ley de Migración que se encuentra pendiente de discusión en el Congreso costarricense.

"Estoy seguro que habrá una apertura... sería una señal muy buena si aprobaran esa reforma", expresó, al afirmar que solicitará que una comisión de diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua visite a sus homólogos costarricenses "para hacerles ver la necesidad de aprobar esa ley, porque le dará más seguridad a todos los nicaragüenses que están acá".

La cita fue la primera oficial de Ortega a Costa Rica desde que asumió el cargo en enero. Tanto para el nicaragüense como para Arias este es el segundo mandato que cumplen, después del primer gobierno hace 20 años.