16 de noviembre de 2015

Costa Rica niega haber generado una crisis por cubanos con Nicaragua

SAN JOSÉ, 16 Nov. (Notimérica) -

El Gobierno de Costa Rica ha negado que haya creado ninguna crisis que afecte a la soberanía de Nicaragua tras la entrada de más de mil migrantes cubanos y ha denunciado que el cierre de la frontera dejaría a estas personas en manos de traficantes de seres humanos.

Nicaragua cerró este domingo su frontera a cientos de migrantes cubanos que buscaban ingresar desde Costa Rica en su ruta a Estados Unidos, y denunció al país vecino por desencadenar lo que llamó una "crisis humanitaria" en la región.

Ante la postura del Gobierno nicaragüense, las autoridades costrarricenses han negado que el país haya generado crisis en su frontera norte que afecte la violación del territorio de Nicaragua.

"Es inaceptable que una situación humanitaria, como la que estamos atendiendo pueda derivar en situaciones que son violatorias del bienestar de las personas migrantes, tal como establecen los convenios internacionales", dijo el ministro Manuel González Sanz.

Al mismo tiempo, la Cancillería de Costa rica ha asegurado que la situación de la población migrante de Cuba, que está en la frontera de Peñas Blancas ante el cierre de la frontera por parte del gobierno de Nicaragua, está siendo atendida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y la Dirección de Migración, "para garantizar sus derechos humanos e integridad".

Además, el canciller de la República mantiene conversaciones con sus homólogos de la región, para buscar soluciones, "ante la inminencia de que el cierre de las fronteras dejaría a estos migrantes en las manos de redes que se dedican al tráfico de personas".

"Costa Rica no es el origen ni el destino de cubanos y ha hecho todo el esfuerzo necesario para atender la situación responsablemente y estricto apego a los instrumentos internacionales", ha señalado González Sanz, quien explicó que la Dirección de Migración hizo entrega de visas humanitarias "para que este grupo de migrantes puedan seguir su camino hacia los Estados Unidos".

Precisó que la Dirección de Migración expidió visas de tránsito extraordinario, por 7 días, "precisamente atendiendo que Nicaragua abra sus fronteras". "Con esto Costa Rica cumple con no violentar, de manera alguna, el ordenamiento jurídico de Nicaragua", enfatizó el canciller.

Según Costa Rica, el grupo de migrantes cubanos, "por su propia voluntad" se acercaron al puesto fronterizo de Peñas Blancas "y no hicieron registro de salida de Costa Rica". Ahora, "en vista del rechazo masivo ejecutado por las autoridades nicaragüenses, vuelven al territorio nacional y su visa se mantiene vigente, por el plazo otorgado".

El Gobierno costarricense ha indicado que en este momento hay 1.100 cubanos en Peñas Blancas, a quienes Costa Rica "les está garantizando sus condiciones humanitarias", tal como --dice-- se hizo días atrás en la frontera sur de Paso Canoas.