24 de abril de 2019

Crecen las deserciones de militares venezolanos hacia Colombia y Brasil, según fuentes castrenses

Crecen las deserciones de militares venezolanos hacia Colombia y Brasil, según fuentes castrenses
REUTERS / PILAR OLIVARES

PACARAIMA (BRASIL), 24 Abr. (Reuters/EP) -

Cada vez son más los miembros de las Fuerzas Armadas de Venezuela que deciden desertar y huir a Colombia o Brasil, según han indicado a Reuters seis fuentes castrenses, en lo que sería un gesto de apoyo al autoproclamado "presidente encargado", Juan Guaidó, en el marco de la crisis que sufre la nación caribeña.

Un teniente y cinco sargentos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) han contado a Reuters que la tropa está cruzando la frontera hacia Colombia, la más accesible, así como a Brasil. "La mayoría son miembros de la Guardia Nacional", ha dicho la teniente, que acaba de llegar a la localidad brasileña de Pacaraima.

"Van a seguir viniendo. La mayoría quieren irse", ha afirmado. Los informantes han explicado que la tropa se queja de que los altos cargos disfrutan de un buen nivel de vida y han enviado a sus familias al extranjero, mientras los demás militares tienen que lidiar con la misma carestía que el resto de venezolanos.

Uno de los sargentos que ha hablado con Reuters ha explicado que no podía atender a sus hijos con un sueldo mensual de tan solo doce dólares. "Arriesgábamos nuestras vidas por lo poco que nos pagaban. Me fui por eso y por las malas órdenes que recibíamos de los oficiales al mando", ha indicado.

Las autoridades migratorias de Colombia estiman que unos 1.400 militares venezolanos han desertado en lo que va de año. Las Fuerzas Armadas de Brasil, por su parte, aseguran que en el caso del gigante suramericano ha acogido a 60 desde el pasado 23 de febrero, cuando el Gobierno de Nicolás Maduro cerró las fronteras a la ayuda humanitaria.

En febrero, el embajador de Venezuela en Naciones Unidas, Samuel Moncada, dijo ante el Consejo de Seguridad que las cifras de deserciones militares que se estaban dando eran exageradas. El portavoz del Ministerio de Exteriores, William Castillo, precisó que en ese momento solo 109 de 280.000 efectivos habían desertado.

ACOSO A LOS CRÍTICOS

Los seis desertores han contado que la rebelión en los mandos intermedios de la GNB se ha contenido gracias a la intimidación y a las amenazas contra las familias de los militares críticos con el Gobierno. Aseguran que sus teléfonos móviles están interceptados.

Uno de los sargentos señala además que los uniformados temen que, si definitivamente se niegan a cumplir las órdenes de Maduro, el Gobierno ponga la seguridad en manos de los 'colectivos', como se conoce en Venezuela a los grupos de civiles armados.

Maduro ya ha comenzado a utilizar estos 'colectivos' para reprimir las manifestaciones opositoras, de acuerdo con estas fuentes, la oposición y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos. Para nutrirlos, ha recurrido a fieles y a presos a los que ha liberado 'ex profeso'.

Pronto "no habrá suficientes soldados con corazón de piedra para disparar contra la gente. Sabemos que entre los manifestantes hay familiares nuestros que protestan por la falta de libertad y por un futuro mejor para Venezuela", ha dicho una de las fuentes.

LLAMAMIENTO A LOS MILITARES

La crisis en Venezuela se agravó el pasado 10 de enero por la decisión de Maduro de iniciar un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional por considerar que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

El 23 de enero, Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela obteniendo el reconocimiento de buena parte de la comunidad internacional, incluidos Estados Unidos, la mayoría de países latinoamericanos y numerosos europeos, para que gestione una transición pacífica que culmine con nuevas elecciones.

Desde entonces, tanto Guaidó como sus aliados internacionales han urgido a los militares venezolanos a dejar caer a Maduro. Pese a ello, la cúpula castrense se ha mostrado leal al dirigente 'chavista'. Uno de los sargentos ha apuntado que se debe a que les ha colocado en las principales empresas estatales.

"Maduro sabe que, si les retira de estos puestos, los militares le darán la espalda y podrían derrocarlo con un golpe de Estado", ha aseverado.

Para leer más