3 de febrero de 2006

C.Rica.- El ex presidente Arias dice que sabe que ganará las presidenciales del domingo y pide a Dios "que le ilumine"

SAN JOSE, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente Oscar Arias Sánchez (1986-1990), candidato del Partido Liberación Nacional (PLN) a las presidenciales de este domingo en Costa Rica, aseguró que, desde que inscribió su candidatura, supo que ganaría los comicios y le pidió a Dios "que le ilumine y no permita que le falle" a quienes han creído en él".

Arias Sánchez, Premio Nobel de la Paz 1987, se comprometió a combatir sin tregua la corrupción, poniendo los intereses de la sociedad sobre los particulares y defendiendo la democracia. "La gente está consciente de que voy a ganar y por eso me dice que voy a necesitar de su guía", indicó el ex presidente, según el diario local 'Al Día'.

"Quiera Dios que siempre pueda contar con él porque muchos costarricenses han creído en mi mensaje de poner a Costa Rica a caminar de nuevo y, si logro hacer eso, me voy más que satisfecho", sentenció. Además, Arias Sánchez llamó a partidarios y adversarios a "dialogar con nobleza" y trabajar juntos por el país.

"Hoy les pido que recordemos, que no importa cuáles sean nuestras opiniones políticas, todos los costarricenses invocamos a un mismo Dios y compartimos un mismo pedazo de tierra", indicó, resaltando que su eventual gobierno "será también el gobierno de ustedes y una casa de puertas abiertas para todos los costarricenses de buena fe".

Como ha hecho en las plazas públicas, ofreció defender la ley, luchar contra la corrupción, la delincuencia, la inseguridad, la pobreza y la desigualdad e impulsar una política económica capaz de generar empleo.

También, arreglar las carreteras, mezclando la inversión estatal con la privada, reformar la educación, subsidiar a los más pobres para que sus hijos se mantengan en el colegio, luchar por mayor escolaridad en las mujeres y jefas de hogar.

Además, ofreció rescatar los programas de vivienda social, dar opciones reales de financiamiento a la clase media, proteger el ambiente y volver a situar al país como una potencia moral. Arias Sánchez aclaró que el camino que ofrece no se concluirá en cuatro años, pero se comprometió a tomar las decisiones para empezar.