21 de junio de 2012

Cristina Fernández regresa de la cumbre Río+20 por la huelga de camioneros

Cristina Fernández regresa de la cumbre Río+20 por la huelga de camioneros
PAULO WHITAKER / REUTERS

BUENOS AIRES, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha adelantado su regreso de Río de Janeiro, donde tenía previsto participar en la cumbre sobre Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, conocida como Río+20, por la huelga de camioneros que ha colapsado el país sudamericano.

   Según la agencia de noticias Télam, el avión en el que viaja la presidenta ha despegado alrededor de las 18.00 horas (23.00 horas en España) de la ciudad brasileña de Río de Janeiro, por lo que su llegada a Buenos Aires está prevista para las 21.15 horas (2.15 horas).

   El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, ha explicado que Fernández de Kirchner ha adelantado su regreso para gestionar personalmente la crisis de desabastecimiento que ha provocado la huelga de camioneros.

   La mandataria ha estado fuera del país los últimos días para asistir a la cumbre del G-20 que se ha celebrado entre el lunes y el martes en la ciudad mexicana de Los Cabos, precisamente cuando se ha agravado el conflicto con los transportistas.

   El Sindicato de Chóferes de Camiones inició el martes una huelga nacional de 72 horas en la distribución de combustibles, dando continuidad al paro de 30 horas que protagonizaron el pasado jueves en el sector de transporte de caudales.

   Los camioneros demandan un incremento salarial del 30 por ciento, mientras que la patronal ha fijado el límite en el 21 por ciento. A pesar de las diferencias, el Ministerio de Trabajo ha aprobado una acción conciliatoria de carácter obligatorio que los conductores rechazan.

   La huelga ya ha generado largas colas en las estaciones de servicio del Área Metropolitana de Buenos Aires, según informa el diario 'Clarín'. El vicepresidente, Amado Boudou, ha amenazado con aplicar la Ley de Abastecimiento, que establece multas y prisión para los comerciantes que especulen con artículos de primera necesidad.