Críticas al futuro presidente de México, López Obrador, por "comportamientos machistas"

Críticas al futuro presidente de México, López Obrador, por "comportamientos machistas"
27 de septiembre de 2018 TWITTER

CIUDAD DE MÉXICO, 27 Sep. (Notimérica) -

Las críticas hacia el presidente electo mexicano, Andrés López Obrador, crecen y le acusan de tener "actitudes machistas" con las periodistas del país, colocándole en un doble fondo crítico: el desprecio a la prensa y el machismo.

El primer suceso se produjo a principios de este mes, cuando una reportera preguntó a López Obrador sobre el apoyo de Morena -partido que lidera el futuro mandatario- al Partido Verde en Chiapas -aliado tradicional del PRI. Éste respondió desde el coche: "No voy a hablar de eso, corazoncitos", a lo que la periodista insistió: "Pero estos acuerdos, ¿no manchan su imagen de gobierno?". "No gracias, corazón", añadió López.

La segunda polémica surgió el viernes pasado en Mexicali, Baja California, cuando el presidente electo -que caminaba hacia su coche- fue interceptado por un grupo de periodistas y una de ellas le preguntó: "Señor, ¿le interesa el triunfo electoral aquí en Baja California para el año que viene?". Obrador giró la cabeza, sonrió, besó a la chica y continuó caminando hasta el coche.

La directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Regina Tamés, ha asegurado que "son actitudes que demuestran, por un lado, que no se toma con seriedad a los periodistas y, por otro, el comportamiento típico de 'voy a callar a las mujeres con piropitos y con besos'" y ha aclarado que "son gestos que no tiene con periodistas varones".

Obrador se ha defendido de las críticas diciendo que "son ustedes mis corazones, mis corazoncitos, yo les estimo mucho, les quiero. Yo llevo a la práctica el principio filosófico del amor al prójimo: amor y paz, ¿cómo les voy a tratar? Pues así con cariño, no soy autoritario, soy feliz, gracias a la vida", ha señalado.

El 1 de diciembre López Obrador tomará posesión de su cargo como Presidente de México y su llegada ha sido recibida con optimismo por parte de las voces mayoritarias del feminismo debido a sus promesas de impulsar la legalización del aborto, de constituir un gabinete paritario o la designación de figuras como Olga Sánchez Cordero -primera mujer Notaria Pública de México- al frente de la secretaría de Gobernación.