5 de mayo de 2006

Crónica Bolivia.- Bolivia garantiza "seguridad jurídica y rentabilidad a las inversiones" en la negociación con Repsol

Bernardino León y García Linera (Bolivia) llaman a la calma en un día en el que se barajó la posibilidad de recurrir a la vía jurídica

MADRID/LA PAZ, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Evo Morales garantizará la "seguridad jurídica y rentabilidad a las inversiones" en el diálogo que se comprometió a mantener, en el marco bilateral, con la hispano-argentina Repsol YPF para que la petrolera pueda "seguir trabajando" en Bolivia. Así lo confirmó hoy desde La Paz el secretario de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica, Bernardino León, quien encabezó la delegación técnico-política que esta tarde se reunió con el presidente boliviano para hablar del proceso de nacionalización de hidrocarburos que inició por decreto Morales este lunes en Bolivia.

En una rueda de prensa posterior al encuentro con el presidente del Movimiento Al Socialismo (MAS), en el que también participó el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, el secretario español garantizó que se realizarán los esfuerzos necesarios para que los gobiernos de España y Bolivia lleguen a acuerdos en el marco de la diplomacia y en beneficio de las partes involucradas.

Por su parte, el vicepresidente García Linera destacó el nivel del encuentro, donde los representantes del Gobierno español reconocieron la soberanía de Bolivia en la nacionalización de los hidrocarburos. Además, aseveró que su Gobierno garantizará reglas "estables y duraderas, seguridad jurídica y rentabilidad a las inversiones", informó la agencia oficial de noticias ABI.

Las declaraciones de León y García Linera se produjeron tras un encuentro en el que, si bien no se alcanzaron acuerdos decisivos, sirvió para lanzar un mensaje tranquilizador en un día en el que se barajó la posibilidad de que las empresas con intereses en Bolivia pudieran recurrir a la vía jurídica para defender sus intereses.

AGOTAR LA VIA DIPLOMATICA

En este sentido se manifestó la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien aseguró esta tarde que el Ejecutivo agotará "al límite máximo" la vía política y diplomática con Bolivia antes de recurrir a otras medidas, como las de tipo jurídico.

El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "apuesta por encontrar una solución dialogada, negociada y bilateral" con Bolivia, subrayó De la Vega. "Creemos que la vía de negociación política y diplomática es la mejora fórmula para encontrar soluciones que protejan y respeten los intereses de las empresas españolas y poder satisfacer a las iniciativas que ha adoptado el Gobierno", señaló.

En consecuencia, el Gobierno español "va a agotar estas vías hasta el límite máximo que cabe en una negociación de esta naturaleza", en la confianza de que no tendrá "que recurrir a ningún otro tipo de medidas como las de tipo jurídico.

RECURRIR A LA JUSTICIA

En este sentido, recordó que el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, habló ayer de que "no hay que descartar nada", pero incidió a continuación que la opción, en estos momentos, es "agotar" las citadas vías. "Creemos que es lo más eficaz esta opción porque es la más positiva y esperemos que sea la que permita encontrar una solución razonable a la situación", insistió.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, afirmó hoy que las empresas afectadas por las nacionalizaciones decretadas por el Gobierno boliviano pueden invocar ante los tribunales el acuerdo de protección de inversiones firmado por España y Bolivia.

"Este es un acuerdo entre gobiernos, pero que es invocable por parte de las empresas", dijo Vegara, quien apuntó también que el recurso a los tribunales es en primer lugar "una decisión empresarial", y aclaró que España quiere, antes de dar ningún paso, conocer "con muchísimo detalle" las implicaciones del decreto.

LA ADVERTENCIA DE BRASIL

Por su parte, el presidente de la petrolera brasileña Petrobras, José Fernando de Freitas, anunció hoy que están analizando la posibilidad de acudir al Tribunal Constitucional de Bolivia para recurrir el decreto de nacionalización de los hidrocarburos.

"Los recursos (judiciales) pueden ir a la Justicia boliviana, a través de un recurso de inconstitucionalidad", declaró Freitas, quien adelantó que también maneja la opción de presentar otro tipo de recurso, al considerar que el decreto supremo pasa por alto una ley.

Petrobras es la principal empresa inversora extranjera en el sector de los hidrocarburos, con unos 1.500 millones de dólares, y su importancia radica en los 26 millones de metros cúbicos de gas que Brasil importa a diario de Bolivia.

El presidente brasileño, Luis Ignacio 'Lula' da Silva aclaró ayer que Petrobras es una empresa autónoma que invertirá donde tenga posibilidades y donde pueda tener retorno en sus inversiones. "Eso vale para Petrobras, como para cualquier otra empresa", añadió.