23 de enero de 2006

Crónica Bolivia.- Morales toma juramento a los 16 ministros que integran el "nuevo Gabinete del pueblo"

El recién presidente boliviano pide a su estrenado Gobierno "cero corrupción, cero burocracia"

El nuevo Gobierno está integrado con una mayoría de indígenas, salvo dos ministros

LA PAZ, (EUROPA PRESS)

El recién investido presidente de Bolivia, Evo Morales, tomó hoy juramento a los 16 ministros, doce hombres y cuatro mujeres, que conformarán la nueva estructura gubernamental del país andino en una ceremonia celebrada en el Palacio Quemado de La Paz. El líder aymara reclamó a su estrenado Gabinete, formado por una mayoría indígena, "cero corrupción, cero burocracia" y que acaben con el "vuelva mañana, porque el pueblo está cansado de eso". El Ejecutivo de Morales estará integrado por representantes de los principales sectores sociales del Movimiento Al Socialismo (MAS) y algunos independientes.

Con el puño izquierdo en alto y su mano derecha en el corazón, el dirigente cocalero, el primer indígena en llegar a la Presidencia de Bolivia, pidió al "nuevo Gabinete del pueblo" en su primer acto como presidente entender que "si la política es la ciencia de servir al pueblo, la autoridad debe servir al pueblo". Morales lució de nuevo su ya conocido jersey multicolor, al igual que lo hiciera ayer cuando salió a saludar al balcón, una vez que concluyó su investidura.

El nuevo titular de Asuntos Exteriores es David Choquehuanca Céspedes, un hombre sin experiencia en la diplomacia boliviana y que pertenece al círculo íntimo del nuevo mandatario indígena. Además de dominar varios idiomas, tiene una fuerte relación con organismos no gubernamentales europeos, explica la prensa boliviana.

Cuatro mujeres integran el Gabinete del "cambio" de Morales. Entre ellas resalta Alicia Muñoz, la primera mujer en ejercer el control político interno en la historia republicana. Además, Nila Heredia ocupa el Ministerio de Salud; Celinda Sosa toma la cartera de Desarrollo Económico y Casimira Rodríguez se encarga del Ministerio de Justicia.

MAYORÍA INDÍGENA

Asimismo, el nuevo Gabinete incluye la presencia de dos ministros oriundos de Santa Cruz, el empresario Salvador Riece --no indígena-- y el abogado socialista Hugo Salvatierra, quienes tienen en sus manos las importantes carteras de Servicios y Obras Públicas y de Asuntos Indígenas. En el Ministerio de Desarrollo Sostenible, Morales designó al economista de izquierdas Carlos Villegas, que acompañó al recién mandatario por la gira internacional que realizó previa a su toma de posesión.

La prensa boliviana señala que el recién creado Ministerio del Agua es ocupado por Abel Mamani, representante de las juntas vecinales de la combativa ciudad de El Alto, la más empobrecida del país. Mamani mantuvo una dura lucha para expulsar del país a la compañía francesa Suez Lyonnaise.

También destaca la presencia del abogado y periodista Andrés Soliz Rada como ministro de Hidrocarburos. El nuevo titular energético destacó como un antiguo luchador de izquierdas por los recursos naturales. Además, Walker San Miguel Rodríguez fue nombrado ministro de Defensa, Luis Alberto Arce Catacora, fue designado titular de Hacienda y Félix Patzi Paco fue a la cartera de Educación.

El Ministerio de Trabajo está ocupado por Santiago Álvez Mamani, el de Minería por Walter Villarroel y la Presidencia está a cargo de Juan Ramón Quintana --no indígena--.

"NUEVAS BASES"

Por su parte, el recién investido vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, apuesta por "volver a unir a Bolivia" pero no sobre las bases de desequilibrio y el racismo que se han tenido hasta ahora, sino sobre las "nuevas bases" que instalará el Gobierno del indígena Evo Morales.

En su primer discurso en el cargo, que realizó desde la sede del Congreso Nacional, resaltó ayer la importancia de tener un Estado "fuerte en economía, que priorice lo que es necesario para la patria y proteja a los más vulnerables y olvidados" que, según García Linera, ahora encontrarán más oportunidades para ser entendidos.

Sin embargo, también aboga por un Estado fuerte en lo social, integrando a los indígenas para una realización verdadera para la democracia. "Nunca más un Estado sin indígenas, el Estado es de todos, necesitamos un Estado fuerte, multicultural, donde todos los idiomas, los colores, valgan lo mismo", sentenció el vicepresidente.

Para García Linera, el objetivo de este Gobierno será "que los 8,5 millones de bolivianos nos sintamos satisfechos" de nuestro país. Además, instó a los presentes "a que nos acompañen en esta tarea para que Bolivia sea grande, poderosa, porque es todo lo que tenemos y Bolivia somos todos".

"REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA"

Los 16 nuevos ministros del Gabinete de Morales fueron nombrados un día después de la investidura oficial del nuevo presidente del país andino ante un total de 12 presidentes y unas 60 delegaciones de todo del mundo, Morales, vestido con traje negro, camiseta blanca y sin corbata, se comprometió ayer a garantizar un Gobierno sustentado en la austeridad y aseguró que luchará contra la corrupción en su país.

Además el líder cocalero, de 46 años de edad y fundador del MAS, realizó una durísima crítica a los gobiernos que lo antecedieron en 180 años de historia republicana de Bolivia, llamando a todos los políticos del país a construir, con el apoyo de la comunidad internacional, una "revolución democrática" que implica una nación sin exclusiones.

En este contexto, Morales repasó con detalle, en su discurso de investidura ante el Congreso, los mayores problemas que enfrenta su país e hizo constantes llamamientos a la comunidad internacional para que ayuden "no a Evo, sino que al pueblo boliviano" a superar lo que considera la mayor crisis de la historia institucional.

Además de anunciar que convocará al Parlamento para que se establezca una Comisión Constituyente que redacte, en breve, una nueva Carta Fundamental para la nación altiplánica, Evo Morales recordó que ha sido constantemente descalificado por sus adversarios políticos y por algunos medios de comunicación, a quienes llamó a construir nuevas bases políticas, sociales y económicas para Bolivia "sin rencores y sin venganzas".