29 de agosto de 2008

Crónica Bolivia(Añad.).-Oposición impedirá el referéndum sobre la Constitución convocado por Morales el 7 de diciembre

Los dirigentes cívicos llaman a una "resistencia civil" contra la consulta popular y a la "toma" de entidades estatales

LA PAZ, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha convocado para el 7 de diciembre un referéndum para que los bolivianos aprueben o rechacen la nueva Constitución, así como elecciones en los departamentos de La Paz y Cochabamba para elegir a los nuevos gobernadores. Poco después de conocer la convocatoria, los prefectos de la oposición anunciaron que impedirán la celebración de la consulta popular en sus regiones.

El proyecto de nueva Constitución Política del Estado fue aprobado por dos tercios de los votos de los asambleístas presentes en la sesión de la Asamblea Constituyente que se celebró el 9 de diciembre de 2007 en la ciudad de Oruro, proceso en el que participaron 10 de las 16 fuerzas políticas con representación.

El Gobierno de Evo Morales aprobó el jueves el Decreto Supremo 29.691 que fija para el próximo 7 de diciembre la realización del referéndum, que tendrá carácter dirimitorio y constitucional, sobre la nueva Constitución Política del Estado, en el marco de la Ley 3.836 del 29 de febrero de 2008, según informó anoche el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

El objetivo de Morales con la nueva Constitución es dotar al país de una Carta Magna que reconozca nuevos derechos y un sistema político en el que todos los ciudadanos se sientan representados, según explicó Quintana, que recordó que hay una "gran resistencia" de los sectores conservadores "y de algunas instituciones anquilosadas en el pasado" que temen perder sus "privilegios seculares".

LA PAZ Y COCHABAMBA

El decreto aprobado el jueves también establece para ese mismo día la convocatoria a elecciones de prefectos en los departamentos de La Paz y Cochabamba, cuyos titulares fueron revocados en el referendo revocatorio del pasado el 10 de agosto. Mientras tanto, gobernarán en las dos regiones dos prefectos interinos que ya han designados por el presidente Morales.

En la misma fecha también se realizará elecciones para consejeros departamentales y subprefectos en circunscripción provincial en todo el territorio nacional. De esta manera, se profundizará la democracia con la elección de autoridades que hasta el momento son designados a dedo por los prefectos departamentales, según Quintana.

La Corte Nacional Electoral y los demás órganos electorales, según el artículo 225 del Código Electoral, organizarán y ejecutarán hasta la conclusión el reférendum de la nueva Constitución, y el Ministerio de Hacienda asignará un presupuesto extraordinario para financiar la consulta popular.

LA OPOSICION LO RECHAZA

Horas después de conocer los planes del Gobierno, gobernadores de la opsoición y los dirigentes cívicos de los cinco departamentos del Consejo Nacional Democrático _Santa Cruz, Beni, Tarija, Pando y Chuquisaca_, rechazaron la convocatoria del referéndum del próximo 7 de diciembre, según informó el prefecto tarijeño, Mario Cossío, que anunció una reunión de emergencia del Conalde Santa Cruz.

Roberto Gutiérrez, del Comité Cívico pro Santa Cruz, criticó al Gobierno por la convocatoria porque, según dijo, debe ser el Congreso el que lo convoque, y calificó al Ejecutivo de "dictatorial", mientras que el diputado cruceño Carlos Klinsky señaló que solicitará la aplicación de los estatutos autonómicos aprobados en un anterior referéndum y, además, "la toma de las entidades estatales".

El presidente del Comité Cívico del departamento de Beni, Alberto Melgar, fue mucho más contundente en una rueda de prensa en la que llamó a la población de la zona a una "resistencia civil", y agregó que en el caso de su región se pedirá la destitución de los comandantes de la Policía y de la Séptima División del Ejército, para que pasen a ser controlados por el prefecto.

Por su parte, John Cava, presidente del Comité Cívico de Chuquisaca, anunció que el Comité Interinstitucional de esa región analizará esta convocatoria en las próximas horas para luego llevar su posición a una reunión del Conalde, tras asegurar que nunca se aprobará el proyecto de nueva Constitución elaborado por el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS).