21 de septiembre de 2007

Crónica Chile/Perú.- La Justicia chilena decide extraditar a Fujimori para que responda de siete cargos en Perú

El ex presidente será entregado en la frontera en las próximas horas por la Policía Internacional.

SANTIAGO, 21 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El ex presidente Alberto Fujimori, de 69 años, será extraditado a Perú en las próximas horas, tras un fallo del Tribunal Supremo de Chile que decidió hoy acceder a la petición de las autoridades del país vecino para procesarlo por siete delitos presuntamente cometidos durante sus tres periodos de Gobierno, entre 1990 y 2000.

Tras 22 meses de investigación y anulando un fallo previo de un juez que consideró, en primera instancia, que no había pruebas suficientes para juzgarlo, la Segunda Sala Penal del máximo tribunal chileno puso fin a una tensa situación que se inició en noviembre de 2005, cuando el ex gobernante llegó a Santiago en un jet privado, con el deseo de "hacer una escala" antes de presentarse a las elecciones presidenciales que, meses después, ganó Alan García.

En un fallo que concede la extradición por siete de los 13 casos por los cuales Fujimori era reclamado por la Justicia de Perú, queda claro que el ex mandatario es "autor mediato" de ilícitos de corrupción. Asimismo, la Justicia chilena reconoció delitos por actividades de enriquecimiento y por el pago de dineros a personas "con el fin de mantener el control de un régimen".

La decisión, si bien no fue comentada en sus términos jurídicos por La Moneda, fue recibida con el dispositivo de seguridad que se había planeado desde hace días.

La presidenta Michelle Bachelet, tras la publicación de la sentencia, llamó a su homólogo peruano, Alan García, y le anunció el fallo, además de garantizarle que el Estado de Chile maximizará sus esfuerzos para dar los pasos adecuados que permitan que Fujimori regrese de manera pacífica a Perú. Asimismo, la gobernante analizó la situación con sus ministros de Asuntos Exteriores, Justicia y el portavoz de La Moneda.

Fujimori, quien dijo a Radio Programas del Perú que recibió tranquilo el fallo, que siempre consideró la extradición como una posibilidad y que, a pesar del fallo chileno, siente que viaja "con un escudo legal" a Lima, donde, según sus palabras, se reencontrará con el pueblo de ese país, será puesto en la frontera norte de Chile y Perú por la Policía Internacional, organismo que espera un documento del Ministerio de Asuntos Exteriores chileno para poder sacarlo del país.

En medio de las muchas reacciones que generó esta sentencia, la presidenta Michelle Bachelet pidió no hacer "interpretaciones raras u oscuras" del fallo, y aclaró que en Chile los poderes del Estado actúan de manera independiente, por lo cual descartó presiones.

Asimismo, la presidenta precisó que "no se trata de una sentencia condenatoria", sino que lo que ha hecho el Tribunal Supremo chileno es "determinar que hay antecedentes suficientes" para extraditar a Fujimori.

El ex gobernante, de 69 años, quien hasta hoy cumplía arresto domiciliario en una exclusiva zona del norte de Santiago recibió la sentencia "sólo y tranquilo", según los testigos.

EL FALLO

La sentencia de la Segunda Sala de lo Penal del Supremo tiene 207 páginas. En ellas, se determina que Fujimori será extraditado por los casos Barrios Altos, La Cantuta y Congresistas tránsfugas, en los tres por unanimidad de los cinco jueces que integraban la sala.

También, aunque en fallos diferentes, será extraditado por los casos Sótanos SIE, Allanamiento, Tractores y medios de comunicación, Interceptación telefónica, y el que fue rotulado como "15 millones".

En cambio, los magistrados rechazaron la extradición en los casos Sunat Borobio, Faisal Aprodev, Medicinas chinas, Desvío de fondos, Decretos de urgencia y Ampliación por desaparición forzada.

El presidente de la Segunda Sala, Alberto Chaigneau, quien dio a conocer el fallo, descartó que los jueces hayan recibido presiones por parte de las autoridades políticas y dijo que "fue fácil" fallar en los casos de Derechos Humanos y que la única dificultad fue la extensión del expediente de investigación.

Tras el fallo, el jefe de los abogados chilenos de Fujimori, Gabriel Zaliasnik, anunció que no habrá apelación, aunque ya se sabía que este fallo es final y definitivo; que su cliente consideraba que la extradición era una posibilidad y que confiaba en la justicia chilena.

Por su parte, el abogado Alfredo Etcheberry, quien representó al Estado peruano en el juicio, se manifestó satisfecho por la decisión del Supremo y expresó su alivio porque Chile "no sea un refugio para los violadores de los Derechos Humanos".

La sentencia final deberá ser redactada por el juez Orlando Álvarez, el mismo que el pasado 11 de julio había rechazado la extradición.

A esta hora, Fujimori se prepara para ser trasladado desde su residencia en el norte de Santiago al norte del país, a la ciudad de Arica, fronteriza con Perú, a más de 1.000 kilómetros de la capital chilena, donde será llevado por tierra al paso fronterizo de Chacalluta, donde será entregado a las autoridades de ese país.

En una entrevista que concedió telefónicamente desde Santiago a Radio Programas del Perú, el ex mandatario dijo que su estrategia siempre fue "hacer una escala" en Chile que le permitiera regresar a su país con menos casos en su contra y que esperaba haber sido juzgado por cuatro y no por siete de los expedientes que fueron aceptados. Recordó asimismo que, en 2005, cuando llegó a Chile, eran más de 40 los casos en su contra.

LA MONEDA

Mientras los refugiados peruanos en Chile y los organismos de defensa de los Derechos Humanos expresaron su satisfacción por el fallo, la Presidenta Michelle Bachelet hizo un llamamiento a no sacar cuentas "oscuras" sobre la sentencia.

"La Justicia se tomó el tiempo que necesitaba para decidir el fallo y por lo tanto aquí no hay maniobras de ningún tipo, nosotros somos un país que aprendimos cuando no había una absoluta independencia de los poderes del Estado de que eso era algo muy inconveniente", dijo Bachelet.

"Pretender mirar aquí una maniobra de otra naturaleza es darle una mirada que claramente no se corresponde con la realidad", dijo la Presidenta.