1 de noviembre de 2007

Crónica Clima.- Aumentan a 101 los muertos y a 27 los desaparecidos en el Caribe por la tormenta tropical Noel

La ayuda internacional llega lenta y se teme que se produzcan brotes de dengue, malaria o leptospirosis

SANTO DOMINGO, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos 101 muertos y casi 30 desaparecidos es el balance actual de la tormenta tropical Noel a su paso por las islas caribeñas de La Española, compartida por República Dominicana y Haití, Cuba o Jamaica y que ahora se dirige a las Bahamas. Organizaciones como las Naciones Unidas (ONU) o el Banco Interamericano de Desarrollo así como ONG iniciaron sus movilizaciones y países como Japón y España han comenzado a organizar sus donaciones para paliar el desastre.

En República Dominicana la cifra de fallecidos ascendió hoy a 66 y a 62.500 los desplazados. Además, 52 comunidades permanecen incomunicadas, según datos de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) de ese país que añadió, en su décimo boletín, que se ha decretado la alerta roja en 31 provincias y que más de 21.500 personas permanecen en 110 albergues repartidos por República Dominicana.

El director de la CNE, el general Manuel Antonio Luna Paulino dijo que casi 41.000 personas están albergadas en casas de familiares y amigos y que 15.607 viviendas resultaron afectadas, de las que 664 quedaron destruidas totalmente. Además, Luna indicó que 35 puentes y carreteras están afectados así como las infraestructuras generales de agua y luz.

Luna Paulino aseguró que el 85 por ciento de las poblaciones cuya ubicación queda "aguas debajo de las diferentes presas" fueron desalojadas, según informa la prensa local; y es que Noel es la tormenta tropical más devastadora desde Jeanne, en 2004, que produjo la muerte a 3.000 personas en la zona caribeña.

Según el Centro de Información Gubernamental, el presidente, Leonel Fernández, declaró en estado de emergencia nacional la contratación de bienes y servicios necesarios para contrarrestar los efectos causados por el paso de la tormenta tropical Noel, mediante el decreto 627/07 del poder Ejecutivo, por lo que el Gobierno se libera, por un periodo de 30 días, del cumplimiento de las disposiciones y procedimientos establecidos para los procesos de compras de bienes y servicios del Estado, con el objetivo de acelerar los trámites.

En Bahamas, a donde se dirige Noel, ya comenzaron las intensas lluvias y numerosas familias han sido evacuadas de sus casas en Long Island, al sureste del archipiélago, según informó el director de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias, Carl Smith. Durante la mañana de hoy, según informa AP, el nivel de precipitaciones era de 13 centímetros de agua en la capital, Nassau.

En Haití, la cifra de muertos ascendió hasta las 34 víctimas y los cascos azules de la ONU, presentes en el país desde 2005, están movilizados para ayudar en la emergencia. En Jamaica también perdió su vida una persona y en Cuba más de 10.000 personas tuvieron que ser evacuadas. En Florida se registró hoy un fuerte oleaje y se recomendó la evacuación de los residentes de South Palm Beach.

En Haití un niño de tres años de edad se ahogó mientras sus familiares trataban de salvarlo en un barrio pobre de Cité Soleil --un suburbio de la capital, Puerto Príncipe-- donde numerosas casas quedaron anegadas.

Noel ingresó en Cuba el martes y recorrió las provincias de Holguín, Granma, Las Tunas y Camagüey, por cuya costa norte salió al mar sin dejar víctimas pero sí miles de evacuados, que ya comienzan a regresar a sus casas.

AYUDA DE LA ONU.

La Oficina de la ONU para Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) envió hoy un equipo de expertos a República Dominicana para evaluar las necesidades más inmediatas de los afectados tras el paso de la tormenta tropical después de que el Gobierno de Leonel Fernández solicitara la asistencia internacional.

Según informó la OCHA, las intensas lluvias han provocado, además de inundaciones, corrimientos de tierras y el 80 por ciento del país resultó afectado. El organismo internacional informó de que la situación excede la capacidad de respuesta y que de momento se ha asignado 50.000 dólares para la compra de provisiones de emergencia.

Por su parte, Cruz Roja ha movilizado a 500 voluntarios y ha concedido a ese país 130.000 dólares (90.100 euros), según el centro de información de la ONU.

El coordinador del Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes (SJRM) en Santo Domingo, Mario Serrano, informó en conversación telefónica a Europa Press que la situación es "crítica" y que de momento no les ha llegado ninguna ayuda internacional. Indicó que entre los bienes más necesarios figuran medicamentos como antidiarreicos, acetaminofén, antigripales, ampicilina, difedramin; alimentos en especial para niños, como leche en polvo o cacao; agua potable; colchones; alimentos enlatados y precocinados; sábanas; mantas; cloro; mosquiteros; etcétera.

"Sobre todo la ayuda será muy necesaria después, para la reconstrucción. El problema más fuerte lo sufren además de los barrios más pobres cercanos a la capital (Santo Domingo), las poblaciones del interior del país, donde es muy difícil el acceso", agregó Serrano.

Leonel Fernández presidió ayer una reunión de trabajo para fortalecer las medidas gubernamentales para paliar la catástrofe a la que asistieron altos mandos militares como el secretario de las Fuerzas Armadas, el teniente general Ramón Aquino García; el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Héctor Rodríguez Pimentel; y el director del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillados, Frank Rodríguez, además del director de Defensa Civil, Luna Paulino, según informó la Presidencia de la República en un comunicado.

Por otra parte, el presidente Fernández visita desde ayer las zonas más afectadas por Noel para conocer el alcance de la tormenta tropical y evaluar las principales necesidades que se coordinarán mediante el Plan Social anunciado por la Presidencia.

El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para República Dominicana, Moisés Pineda, anunció que el organismo otorgará, en una primera fase 200.000 dólares (138.000 euros) para asuntos humanitarios más inmediatos, como los rescates y añadió que República Dominicana podrá disponer de hasta 20 millones de dólares (13,85 millones de euros) para la atención de la emergencia, los cuales no tendrán que pasar por los trámites burocráticos habituales.

El representante del BID indicó que a tal fin se establecerá una misión del organismo interamericano una vez que el gobierno de República Dominicana cuantifique los daños con la ayuda de la Comisión Económica para América Latina y Caribe (CEPAL). "También se puede ver que en los proyectos vigentes tenemos una cartera de 500 millones (unos 346,4 millones de euros), que podemos recanalizar recursos para atender asuntos de la reconstrucción, eso también lo determina una misión que nosotros creemos que va a venir en la próxima semana", precisó.

RIESGO SANITARIO.

Según informan hoy los medios de comunicación locales, varios pediatras advirtieron ayer de la posibilidad de brotes diarreicos, así como de epidemias de enfermedades como dengue, malaria, leptospirosis, meningococcemia, y problemas respiratorios, que podrían comenzar a afectar pronto a las familias que permanecen en los refugios habilitados y en especial a los menores.

Distintos médicos hicieron un llamamiento a que los niños no se bañen en las aguas callejeras, donde se transmite la leptospirosis, una enfermedad mortal que producen las ratas a través de sus excrementos.

Las autoridades sanitarias anunciaron que ya ha comenzado un proceso de vacunación a las personas que permanecen en los refugios. También coincidieron con los médicos en advertir del riesgo de que aumenten enfermedades como el dengue o la malaria, transmitidas por mosquitos que proliferan en aguas estancadas.