3 de marzo de 2008

Crónica Colombia.-Se agrava la crisis política entre Colombia y Ecuador, tras anunciar Quito la ruptura de relaciones

Rafael Correa califica de "psicópata" a Álvaro Uribe tras las acusaciones de Colombia de haber mantenido vínculos con las FARC

BOGOTÁ, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La crisis diplomática entre Colombia y Ecuador iniciada tras una operación del Ejército colombiano realizada en territorio ecuatoriano a finales de la semana pasada, se agrava a medida que pasan las horas y según van emitiéndose acusaciones de Colombia a los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez, de mantener vínculos con la citada guerrilla.

La citada incursión se saldó con la muerte de 21 guerrilleros entre los que destaca el número dos de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), 'Raúl Reyes'.

Colombia aseguró hoy que, de acuerdo a documentos hallados en el ordenador personal de 'Raúl Reyes', el presidente ecuatoriano había mantenido contactos con las FARC, hecho que Quito ha calificado como una "patraña". También, según la inteligencia colombiana, el mandatario venezolano habría financiado a la misma guerrilla con 300 millones de dólares.

Después de la celebración de una reunión con su Consejo de Ministros, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que tomará medidas mucho más fuertes contra Colombia al considerar que esas informaciones son agresivas, por lo que calificó a su homólogo colombiano de "psicópata" y "cínico" por "burlarse de un mandatario amigo como es el de Ecuador".

Correa agregó que la acción de Colombia es "la desfachatez de un Gobierno que no conoce escrúpulos" y calificó la crisis diplomática actual de "extremadamente grave", por lo que consideró que no es un problema bilateral sino regional. Paralelamente, la ministra de Asuntos Exteriores de Ecuador, María Isabel Salvador, anunció el cese de las relaciones diplomáticas con Colombia.

Según la información del director de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Naranjo, el portavoz de las FARC se habría reunido con un "emisario" del presidente Correa, en concreto con el ministro de Seguridad, Gustavo Larrea, quien le podría haber manifestado el interés de las FARC por tener una reunión con el Gobierno ecuatoriano.

"Atendimos la visita del ministro de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, en adelante Juan, quien a nombre del presidente Correa, trajo saludos para el camarada Manuel", indican los documentos encontrados en el ordenador de 'Raúl Reyes', publicados en la prensa colombiana.

Además, Larrea habría solicitado, según el archivo, "un aporte que impulse su gestión a favor del canje, que puede ser entregarle al presidente Correa el hijo del profesor Moncayo o algo que permita dinamizar su labor política". En el segundo documento, fechado el 28 de febrero de este año, 'Reyes' "resume" los resultados de una reunión con el "emisario del presidente Correa", quien "solicita conversar personalmente con el Secretariado (de las FARC) en Quito" y "ofrece garantías y transporte desde la frontera hasta el lugar de encuentro".

Al paso de esa acusación, el ministro de Defensa de Ecuador, Wellington Sandoval, salió a negar toda vinculación actual o pasada con las FARC y anunció la suspensión del Convenio Binacional de Frontera.

'RAÚL REYES' LLEVABA UNA SEMANA EN ECUADOR

Por su parte el viceministro de Defensa de Ecuador, Miguel Carvajal, admitió que el guerrillero 'Raúl Reyes' llevaba una semana y media en territorio ecuatoriano, junto a la frontera con Colombia. Por el contrario, aclaró que en Ecuador las FARC no tendrán posibilidades de respaldo del Ejército ni del Gobierno ecuatoriano. "Este ha sido el Gobierno que más duro le ha dado a las FARC", sentenció.

El ministro señaló que al Gobierno ecuatoriano le "indigna" que se hayan "violentado los convenios internacionales y que se haya violentado de manera burda la soberanía ecuatoriana" con la ofensiva lanzada por el Ejército colombiano en el vecino país el pasado sábado.

"Las cosas son absolutamente claras, en el sitio estuvo una comisión con dos ministros, con peritaje fiscal y policial, es claro, tenemos campamentos móviles de las guerrillas, difíciles de detectar en la zona selvática, están a dos kilómetros de la frontera; los helicópteros y aviones atravesaron a diez kilómetros la frontera, hay impactos de cuatro o cinco bombas, bombardearon de sur a norte", manifestó Carvajal.

La respuesta de Ecuador fue enviar a la provincia de Sucumbíos un total de 3.200 efectivos del Ejército que se encargarán de vigilar la frontera con Colombia y que no dudarán en repeler cualquier ataque. La Presidencia en Quito pidió en un comunicado la "unión de todos los ecuatorianos en este momento" en el que la "soberanía ha sido mancillada". "Nuestro deber como ecuatorianos es resguardar y proteger nuestras fronteras, nuestra Soberanía que nos dieran nuestros padres y nuestros antepasados con sacrificio (...) es obligación protegerla", declaró.

Por otra parte, el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó que las autoridades colombianas conocen la "ubicación de otros jefes guerrilleros" de las FARC y aseguró que por el momento el Gobierno no considera necesario militarizar sus fronteras para protegerse de posibles ataques porque están "con los ojos bien abiertos", por lo que el pueblo "puede estar tranquilo".

"No podemos dar más detalles, pero sabemos en donde están más líderes guerrilleros", declaró el ministro a una radio colombiana, donde indicó que las actuaciones contra las FARC dependen de muchas circunstancias, pero señaló que las autoridades tienen claro que se debe atacar a cada uno "en el momento preciso".

"Estamos actuando correctamente con respecto a todas las contingencias que están dándose en los límites del país", reiteró el titular de Defensa, quien confirmó que entre los guerrilleros muertos no se encuentra 'Julián Conrado', como se había dicho en un principio y que la mujer de 'Raúl Reyes' e hija del máximo líder de las FARC, Manuel Marulanda, alias 'Tirofijo', no murió en la acción bélica.

REACCIÓN MUNDIAL

Los presidentes de los países Iberoamericanos reaccionaron hoy a la crisis regional y pidieron la actuación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para solventar la situación. El presidente de Brasil, Luiz Inacio 'Lula' da Silva, anunció un despliegue diplomático regional en el que participarían distintos mandatarios hispanoamericanos, como la presidenta de Argentina, Cristina Fernández. También el presidente de México, Felipe Calderón, se dispuso como mediador para encontrar una solución a la crisis entre Colombia y Ecuador.

Por su parte, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, convocó para este martes una reunión de urgencia para analizar el problema regional.

Francia lamentó la operación militar de Colombia y a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, reconoció que 'Raúl Reyes', era el contacto de este país en las negociaciones para la liberación de Ingrid Betancourt. "Son malas noticias el que el hombre con el que estábamos hablando, con el que tuvimos los contactos, haya sido abatido", señaló Kouchner en declaraciones a la emisora France Inter.

En este sentido, y tras las desalentadoras declaraciones de los cuatro ex parlamentarios liberados la semana pasada por las FARC sobre el estado de salud de Betancourt, Kouchner subrayó que "tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para hablar sobre Ingrid Betancourt" ya que su caso es "una emergencia médica".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, mostró la intención del Gobierno español de "intervenir con unos buenos oficios para calmar la tensión, eliminar la crisis y buscar de cara al futuro mecanismos que puedan ser beneficiosos para una buena cooperación transfronteriza" entre dos países vecinos como Ecuador y Colombia.