19 de diciembre de 2007

Crónica Colombia.-(Añadida) El alcalde electo de Bogotá considera el anuncio de las FARC una noticia "muy positiva"

Samuel Moreno agradece las gestiones de Sarkozy y dice que "lo importante no es a quién se los entreguen, sino que los liberen"

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde electo de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, consideró hoy como "una noticia muy positiva", el anuncio realizado ayer por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) según el cual liberarán a tres rehenes que entregarán al presidente venezolano, Hugo Chávez.

Samuel Moreno, quien asumirá su puesto como alcalde de la capital colombiana el próximo 1 de enero --cuando sucederá a su compañero de partido (Polo Democrático) Luis Eduardo Garzón--, destacó que se trata de "una noticia muy positiva", que "ojalá se concrete la liberación de Clara Rojas, de su niño que nació en cautiverio y de Consuelo González de Perdomo, a quien le mataron a su marido y a sus hijos", declaró en una entrevista concedida a Europa Press, en la que añadió que espera que esta puesta en libertad pueda concretarse antes de Navidad, y que ese "sea el paso inicial para lograr la liberación de todas las personas que están secuestradas en Colombia", cuyo número, recordó, supera las tres mil.

El alcalde electo de Bogotá valoró como "muy buena" la implicación en el intercambio humanitario tanto del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, como "toda la presión internacional y la colaboración de los países amigos, que ha servido para lograr esto".

Sobre el ofrecimiento que hoy realizó el primer ministro de Francia, François Fillon, de acoger a guerrilleros de las FARC si el grupo armado libera a varios rehenes --incluida la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt-- Moreno opinó que "lo importante no es a quién se los entreguen, sino que los liberen".

En Colombia "agradecemos las gestiones que se han hecho por parte de varios jefes de Estado para garantizar las condiciones de entrega de estas personas secuestradas", agregó.

TAREA FACILITADORA DE HUGO CHÁVEZ.

La tarea como facilitador del presidente Hugo Chávez "fue positiva" porque el mandatario venezolano "se comprometió a entregar pruebas de supervivencia antes de finalizar este año y se lograron", expuso Moreno, para quien "seguramente (éste) va a seguir muy activo en lo que pueda ayudar, así no tenga la responsabilidad oficial de la mediación en el conflicto armado colombiano".

Continuar trabajando en lograr el intercambio humanitario de secuestrados por presos de la guerrilla "será difícil" para Chávez, pero "si las FARC consideran que es válida su interlocución, entonces ese canal de comunicación no se puede romper", ya que "todos los esfuerzos que se hagan, siempre y cuando tengan el objetivo de lograr la liberación de las personas secuestradas, son importantes".

El próximo edil bogotano explicó que hace unos días firmó, durante su visita a París, una declaración conjunta con los alcaldes de París y Roma en la que exigen la liberación de los rehenes. Asimismo, acordaron emprender unas acciones conjuntas como colocar las fotografías de las personas secuestradas en las fachadas de los ayuntamientos con el fin de exigir su puesta en libertad y de "volver a ver a esas personas sanas y salvas en sus hogares".

Moreno se mostró partidario de que se incluyan en la iniciativa los retratos de "todas las personas" cautivas y no sólo de los 45 políticos secuestrados. "En Colombia hay más de 3.000 personas secuestradas", recordó. "Vamos a utilizar varios escenarios para hacerlo", ya que tantas fotos no caben en la fachada del edificio consistorial.

El nuevo regidor, opositor del presidente, Álvaro Uribe, destacó sin embargo el "paso importante" que el mandatario adelantó hace unos días cuando ofreció una "zona de encuentro de 150 kilómetros de extensión y le dio la responsabilidad a la Iglesia católica de ser los mediadores y facilitadores en este proceso".

"Yo creo indiscutiblemente que las FARC deben aceptar esa propuesta; que debe existir esa zona de encuentro; que se deben pactar las condiciones de las personas que están secuestradas y que esa zona de encuentro sea el inicio de un proceso de paz para lograr la reconciliación en Colombia", afirmó. Por otra parte, calificó a Uribe como "un poco contradictorio en su posición" en este proceso, "pero la última (acción) refleja en parte la presión internacional y de la ciudadanía para que se muestre partidario del acuerdo humanitario".

PROGRAMA DEL ALCALDE.

Moreno que adoptará su cargo el 1 de enero después de una "campaña difícil que le dio después un resultado amplio". "Fue la votación más alta que un candidato haya obtenido para alcanzar la Alcaldía de Bogotá", destacó Moreno sobre su victoria en las elecciones del pasado mes de octubre. "La campaña fue muy difícil, hubo guerra sucia, pero nosotros pudimos comunicar nuestras propuestas y la ciudadanía las entendió y salió a votar de manera masiva por nosotros", añadió.

La "cohabitación" de un alcalde de la capital de un partido de la oposición al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, "ya existe desde hace cuatro años". El alcalde electo explicó que las mayores diferencias que mantiene con Uribe son cuestiones de "concepciones del Estado que cada uno tiene". El presidente "habla de un Estado comunitario y nosotros hablamos de un Estado social; ahí está la mayor diferencia", además, prosiguió, es distinto su "concepto de autoridad" a la hora de manejar el público. En ese sentido, dijo que el concepto de autoridad de Uribe "es el de reprender y el nuestro es un poco más de dialogar, sensibilizar... es distinto".

Sin embargo, indicó que sus respectivos despachos están a pocas manzanas de distancia, por lo que "las relaciones (entre ambos) tienen que ser institucionales, respetuosas, autónomas y muy independientes".

En cuanto a su programa de gobierno al frente de la capital del país sudamericano resumió que se centran en cuatro puntos: la inversión social para seguir combatiendo la pobreza en la ciudad y mejorar la calidad de vida de sus habitantes; la movilidad urbana para lo que propone la construcción de una red de metro --plan diseñado para ejecutarse en unos 15 años a partir de 2010--, ya que "Bogotá es la única ciudad del mundo de más de siete millones de habitantes que no tiene un sistema de metro".

En tercer lugar, expuso que su programa se centrará en la política medioambiental donde se mejore la calidad del aire y se preserven los páramos, las cuencas hidrográficas y la mejora del agua; y por último, se basará en la cooperación internacional encaminada a mejorar la imagen de la ciudad, para lo cual invitarán a inversionistas, mantendrán estrechas colaboraciones con otras ciudades y países.

Finalmente, deseó que una vez concluya su mandato como alcalde de Bogotá, le gustaría ser recordado como "el alcalde de los derechos que logró hacer realidad los derechos de los ciudadanos".