11 de enero de 2008

Crónica Colombia.- La liberación de Rojas y González abre en Francia esperanzas sobre la suerte de Betancourt

Sarkozy pide "redoblar esfuerzos" y el jefe de la diplomacia gala anuncia que viajará a Colombia

PARIS, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La noticia de la liberación de Clara Rojas y Consuelo González por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha sido recibida en Francia con una especial emoción al abrir la esperanza de que la franco-colombiana Ingrid Betancourt, secuestrada el 23 de febrero de 2002, pueda correr la misma suerte que su antigua responsable de campaña.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, que ha desplegado todos los resortes de la diplomacia gala en este conflicto y apostó desde el primer momento por la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró al conocer la liberación de Rojas y González que ello obliga a "redoblar esfuerzos" para hacer volver al resto de los rehenes, entre ellos, en primer lugar, Ingrid Betancourt.

A su modo de ver, la liberación demuestra que las cosas "se mueven" y que la movilización "produce sus primeros resultados". Sarkozy recuerda igualmente que desde hace meses Francia se ha movilizado de manera intensa y que ello ha permitido obtener pruebas de vida y la movilización de todo el continente latinoamericano.

El presidente francés da las gracias tanto a Chávez como al colombiano Alvaro Uribe y a todos los que se preocupan de la situación "dramática" en la que se encuentran los rehenes. "Para todos es un gran motivo para perserverar", resume en un comunicado el jefe del Estado galo.

Por su parte, el jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner, anunció hoy que viajará a Colombia "si puede ser útil, antes" de la eventual liberación de Betancourt y que los emisarios franceses, españoles y suizos están ya de vuelta en el país latinoamericano para retomar los contactos con las FARC.

"Todo continúa. Nuestros emisarios han regresaro ya", declaró el ministro en la emisora de radio 'Europe 1' tras recordar que hay "una coalición entre Francia, España y Suiza para crear un grupo de contacto con las FARC", declaró.

El responsable de Exteriores añadió que Francia, desde hace nueve meses, ha hecho "todo" para acelerar esta liberación, y que se han implicado "tanto el presidente de la República, como el primer ministro, como toda la diplomacia la francesa y la célula del Elíseo", y que siempre se ha mantenido el contacto sobre el terreno.

"Tenemos hombres muy valientes, no solamente franceses, pero también franceses, que han ido varias veces a la selva. Son hombres heroicos que mantienen el contacto", explicó Kouchner.

Confió, en este sentido, que la liberación de Clara Rojas y Consuelo González abra la puerta a la puesta en libertad de Betancourt. "Este acontecimiento es una buena noticia en sí pero, evidentemente, abre otras perspectivas. Es un gesto positivo hacia la liberación de Ingrid y de los otros rehenes", dijo.

MANTENER LA PRESION

La familia de Ingrid Betancourt, por su parte, acogió con gran alegría la noticia, que da un "formidable impulso" a la esperanza de ver libres al resto de los secuestrados, pero que obliga, según Lorenzo Delloye, hijo de la retenida, a "mantener la presión internacional". "Nos felicitamos de todo corazón de la liberación de Clara y de Consuelo", dijo por su lado Yolanda Pulecio, madre de Ingrid.

"Estoy muy emocionada. Es un regreso a la vida. Es un gran momento de esperanza para todos nosotros, para todas las familias de los rehenes. Esperamos que sea un impulso para otras liberaciones", señalaba Mélanie Betancourt, hija de Ingrid, en la cadena francesa RTL.

A su juicio, es el primer gesto de "buena voluntad" en años que demuestra que, cuando el Gobierno colombiano, está dispuesto a hacer gestos de buena voluntad, en alusión a la desmilitarización de determinadas zonas de las FARC, "las oportunidades avanzan".

"Pronto será ella a la que podramos abrazar", confía la hija de Betancourt. "Creo que el éxito de esta liberación demuestra que cuando el presidente Uribe reconoce la mediación de Chávez y colabora con él, las cosas avanzan de manera muy positiva", agrega.

UNA PARTE DE INGRID

"Es una parte de Ingrid la que se libera hoy", dijo el ex marido de la política franco-colombiana, Fabrice Delloye, que también pidió "trabajar a fondo" para que el resto de los rehenes vuelvan a sus casas.

Delloye lanzó en este sentido un llamamiento a Sarkozy y al presidente brasileño, Lula da Silva, para que "hagan todo lo posible para convencer tanto a las FARC como a Chávez y Uribe de que ahora hay que poner toda la carne en el asador" y soltar al resto de los cautivos.

La liberación de Rojas y González refuerza al presidente venezolano, Hugo Chávez, tras el primer fiasco de la operación humanitaria. Incluso Washington ha saludado con la boca pequeña la mediación del líder venezolano y el presidente Uribe, que llegó a retirar a Chávez el papel de mediador ha tenido que reconocer públicamente la "eficacia" de su homólogo venezolano.

Se trata de la primera vez en más de seis años que las FARC liberan rehenes de relevancia y de manera unilateral. La guerrilla mantiene en su poder a 774 secuestrados, de los cuales 44 podrían ser objeto de un acuerdo humanitario, entre ellos dos que han pasado ya diez años en la selva colombiana.