11 de enero de 2008

Crónica Colombia(2).- Chávez pide al mundo que saque a las FARC y al ELN de las listas de organizaciones terroristas

Cerca de 800 personas continúan secuestradas por las FARC en Colombia y desde 1996 han muerto en su poder 1.285 rehenes

BOGOTA/CARACAS, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió hoy en su balance de gestión anual a la nación desde la Asamblea Nacional que se retire la clasificación de terroristas a las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y reiteró su disposición de seguir trabajando para lograr la paz en Colombia.

Durante su informe de gestión del año 2007, Chávez declaró que las FARC y el ELN no son grupos terroristas y solicitó a los países de América y de Europa que retiren a estos grupos de las listas de organizaciones terroristas y añadió que tal designación es fruto de las presiones del Gobierno de Estados Unidos sobre el resto de los países y calificó a las FARC y al ELN como "agrupaciones neogranadinas".

Asimismo, estimó que ambas deberían ser tildadas de "grupos insurgentes" tanto por el Gobierno del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, como por todas las naciones de la comunidad internacional y en especial por las de América.

"Realmente lo digo, aunque alguien se pueda molestar, las FARC y el ELN no son ninguno cuerpos terroristas, son ejércitos, verdaderos ejércitos, que ocupan espacios en Colombia, que ocupan un espacio, hay que darle reconocimiento a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y al Ejército de Liberación Nacional de Colombia, son fuerzas insurgentes que tienen un proyecto político, que tienen un proyecto Bolivariano, que aquí es respetado, es respetado", insistió.

Por otra parte, el gobernante venezolano señaló que "a pesar de todo", tanto él como su pueblo está dispuesto a "continuar buscando fórmulas" para obtener la paz en Colombia, y señaló que "en ese esfuerzo por supuesto debemos seguir trabajando en distintos niveles con el gobierno de Colombia".

En ese sentido pidió que "nadie se moleste por ello" ya que "es imprescindible" continuar trabajando "en distintos niveles" con las FARC y el ELN, porque una de las cosas que Consuelo González de Perdomo --liberada ayer por las FARC junto a Clara Rojas-- le dijo cuando las recibió en el Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia, tras su llegada a Caracas fue que "los que quedaron allá le mandan esto", lo cual resultaron ser pruebas de vida de varios rehenes de esa guerrilla para que se las entregara a la comisión que trabaja por la liberación de los cautivos.

También confirmó que Venezuela continúa estudiando fórmulas para avanzar en su objetivo y esperó que "ojalá el Gobierno de Colombia rectifique". Agradeció al presidente de Colombia, Álvaro Uribe "sus generosas palabras para con el gobierno venezolano" pero culpó a continuación al equipo de su par colombiano que pulverizara "la confianza" que se había ido estableciendo entre ambos, "cosa que no fue nada fácil", cuando Uribe puso fin a la mediación de Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba para alcanzar con las FARC un acuerdo humanitario que permitiera el intercambio de secuestrados por presos de la guerrilla de izquierdas.

COLOMBIA CONSIDERA EXAGERADA LA DEMANDA DE CHÁVEZ.

En respuesta a la demanda a la comunidad internacional de Hugo Chávez con respecto a las FARC y el ELN, el ministro del Interior y Justicia de Colombia, Carlos Holguín, dijo en Bogotá que se trata de "una solicitud totalmente insólita y desproporcionada".

Además, añadió que el Gobierno "no puede admitir una solicitud de esa naturaleza, por supuesto es que la condición de terrorista no lo hace la calidad o nombramiento como tal, sino los hechos que cometen".

El ministro del Interior estimó que la consideración de "organización terrorista" no se hace en "calidad o el nombramiento como tal, sino los hechos que cometen". De la misma manera, el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Augusto Posada, rechazó también la propuesta del mandatario venezolano porque defendió que las FARC y el ELN tienen un proyecto político y son un "ejército".

"No se nos puede olvidar la voladura de torres y oleoductos que las FARC han realizado durante todos estos años. El día que ellos abandonen sus actividades terroristas, hay si, podrán ser sacados de ese listado", añadió e indicó que para ello "las FARC le tiene que demostrar a Colombia y el mundo que realmente tiene una intención de abandonar las armas y acabar el conflicto".

El consejero presidencial José Obdulio Gaviria aseguró que la guerrilla marxista está "en su ciclo final" y que en este momento se vive "el final del final" aunque coincidió con sus compañeros de la política colombiana en la idea de que las FARC y el ELN sí son "grupos terroristas" de acuerdo a lo "definido internacionalmente" por los crímenes cometidos por estas y no se debe "al capricho de cualquier gobierno".

SECUESTRADOS.

En medio de los debates políticos sobre la definición o no de estas guerrillas como "grupos terroristas", hoy en Colombia cerca de 800 personas continúan secuestradas por las FARC. Tras la liberación de Clara Rojas y Consuelo González de forma unilateral por la citada guerrilla, que se consiguió gracias en buena parte a la mediación del presidente Hugo Chávez, están a la espera de nuevos pasos del Gobierno de Álvaro Uribe y de las FARC para lograr su puesta en libertad.

En 2007, según datos de la Fundación colombiana País Libre, fallecieron 18 personas en manos de esta guerrilla, once de ellos fueron los diputados del departamento del Valle del Cauca. En total en el último año 31 personas murieron asesinadas en Colombia a manos de las FARC, el ELN, los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia.

Entre los años 1996 y 2007 el número de muertos a manos de cualquier grupo ilegal armado en Colombia alcanzó la escalofriante cifra de 1.285 personas, indicó la directora de la Fundación País Libre, Olga Lucía Gómez.

"La dramática cifra muestra las deplorables condiciones en las que se encuentran quienes han sido privados de la libertad por estos grupos armados ilegales", expuso Gómez en declaraciones a la emisora colombiana Caracol Radio, donde indicó que la situación es "absolutamente escandalosa y vergonzosa" y culpó a las FARC de ser "los principales autores".