10 de agosto de 2006

Crónica Cuba.- Cuba espera "con aparente tranquilidad" y "expectación" las noticias sobre el estado de salud de Castro

Chávez opina que el líder cubano está "dando una gran batalla por su vida", tras leer un comunicado enviado por el Gobierno de la isla

LA HABANA/MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de la organización opositora Proyecto Demócrata Cubano, Rafael León, aseguró desde La Habana que la población de la isla espera "con aparente tranquilidad", aunque con "cierta expectación", las noticias que puedan llegar sobre el estado de salud de Fidel Castro y el traspaso de poderes a su hermano Raúl.

En declaraciones a Europa Press, León señaló que todo sigue funcionando en Cuba "dentro de la anormalidad en la que ha funcionado siempre", añadiendo que "ni mejora ni empeora" el abastecimiento de víveres. Según explicó, el ambiente en la isla es algo "tenso" y expectante acerca del cambio "que ya ha sido anunciado pero aún virtual", ya que nada "garantiza que se esté "cambiando hacia algo".

El coordinador de este grupo democristiano radicado en Cuba recalcó que sobre la salud de Castro y su reciente operación los cubanos tan sólo conocen las informaciones oficiales que, tanto el vicepresidente, Carlos Lage, como el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, han dado a conocer a la opinión pública internacional. "Incluso, a veces sabemos menos que lo que se sabe fuera de la isla", reconoció.

A su juicio, el hecho de que Raúl Castro aún no haya aparecido en público está siendo interpretado por la población como una estrategia del régimen castrista para "ganar tiempo" a la espera de acontecimientos relativos al estado de líder cubano y su evolución que, debido a su avanzada edad y a la intervención quirúrgica a la que fue sometido el pasado 31 de julio, podría precisar de una decisión drástica respecto al poder en Cuba.

"Castro pospuso la celebración de su cumpleaños, que es este domingo, para el próximo 2 de diciembre. Creemos que se está intentando ganar tiempo hasta ese día, pero no tenemos información sobre su operación, ni su recuperación", afirmó.

OPTIMISMO EN SU "BATALLA POR LA VIDA"

Sobre el estado de salud del dictador cubano volvió a hablar hoy el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien ha sido uno de los 'portavoces' de Castro acerca de la situación por la que está pasando estos días después de que fuese operado a causa de una hemorragia intestinal. Chávez opinó que su homólogo cubano está "dando una gran batalla por su vida", tras revelar que ha recibido a "un emisario" con un mensaje optimista sobre su recuperación.

"Entre otras cosas, Fidel me dice: 'Dios ayude a Chávez y a sus amigos'", aseguró el mandatario venezolano, quien añadió: "Yo le escribí anoche en la madrugada de mi puño y letra para enviarle, con el emisario que regresaba de inmediato: (Fidel) estás dando una gran batalla, todos estos días, todas estas noches. Recupérate, es una orden, nunca te he dado una orden", comentó.

DISIDENCIA CONTROLADA

Por otro lado, el presidente de Solidaridad Española con Cuba, Ricardo Carreras, aseguró hoy desde España que la disidencia dentro de la isla está en estos días "más controlada que nunca" por el régimen, que ha puesto en alerta a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) de cada barrio para evitar que aumenten sus actividades.

Asimismo, informó a Europa Press que tanto los disidentes como los familiares de los presos de conciencia y los defensores de los Derechos Humanos que trabajan en el país caribeño tienen "miedo, que más bien es miedo emocional", de que en estos momentos el Gobierno cubano "aproveche la coyuntura" para tomar "más represalias" contra ellos.

No obstante, Carreras reconoció no tener información de que, tras los últimos acontecimientos, se esté dando en la isla una situación especial de desabastecimiento de alimentos u otros productos, una denuncia que recientemente formularon en Madrid varios grupos del exilio cubano y que Rafael León desmintió.

RESPETO A LA SOBERANÍA CUBANA

Tanto Carreras como León reclamaron a España, la Unión Europea y Estados Unidos "respeto a la soberanía cubana" para que sea la población de la isla la que decida sobre un futuro que se vive desde la incertidumbre. Para el coordinador de Proyecto Demócrata Cubano, el "modo de institucionalizar una ayuda que no es más que injerencia", en referencia a la Comisión de Ayuda a una Cuba Libre, promovida desde Washington.

Con su actitud, Estados Unidos "retrasa y sigue perjudicando los anhelos de libertad, democracia y soberanía del pueblo cubano", sentenció León, quien pide también al Gobierno de George W. Bush que "no cometa una locura" que prive a los cubanos de lograr un cambio pacífico.

A su juicio, la diversidad de posturas que presenta la oposición interna "es igual a la diversidad de la democracia a la que aspiran, con objetivos comunes pero diferencias en los medios para alcanzarla". Carreras, por su parte, pidió a la comunidad internacional dar a los cubanos "la mayoría de edad para que sean ellos quienes decidan", ya que subrayó que el sistema actual "es insostenible y más con Raúl Castro" en el poder.

A este respecto, el embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre, apuntó hoy en Oviedo que "Cuba debe de ser para los cubanos y la mejor forma forma de que tengan Cuba después de casi medio siglo de una dictadura comunista es que haya libertad, elecciones y oportunidades de triunfar tanto en lo político como en lo comercial".

CAMBIO HACIA LA DEMOCRACIA

Tras asegurar que "el estado de salud de Fidel" no le incumbe, el diplomático de origen cubano esperó que "tan pronto como sea posible" Cuba vuelva a la normalidad, que tenga elecciones libres, que los presos políticos tengan libertad y que se produzcan avances "comparables a lo que esa isla tiene la capacidad de hacer".

Respecto al futuro de Cuba tras el traspaso de poderes de Fidel Castro a su hermano Raúl hablaron también hoy el ex presidente checo Václav Havel y el ex jefe del Ejecutivo español José María Aznar, quienes pidieron a la comunidad internacional, a través del Comité Internacional para la Democracia en Cuba (CIDC), que mantengan la presión sobre el régimen de Fidel Castro hasta que se produzcan "verdaderos cambios democráticos" en la isla.

Para la CIDC, la cesión temporal de los poderes del mandatario cubano en Raúl Castro no representa una "transformación significativa" del estado totalitario que se vive en Cuba, y advirtieron de que la experiencia de la transformación de los estados totalitarios, sobre todo en Europa Central y Oriental, muestra que si los países se contentan con "cambios cosméticos" se arriesgan a un "desarrollo violento, malestar social y al mantenimiento de un régimen usurpador de los Derechos Humanos".