29 de septiembre de 2008

Crónica Ecuador.- Rafael Correa tiende la mano a la oposición tras la aprobación de la nueva Constitución

El alcalde de Guayaquil reconoce su derrota pero dice que no aceptará el modelo de autonomía que plantea la nueva Carta Magna

QUITO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha invitado al diálogo a la oposición tras la contundente victoria del 'Sí' en el referéndum celebrado el domingo para aprobar la nueva Constitución. Con algo más de la mitad de los votos escrutados, los partidarios del nuevo texto constitucional acaparan el 65,26 por ciento de los votos, mientras un 27,02 por ciento de los electores lo rechazó.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó de que con casi el 80 por ciento del escrutinio realizado, el 63,8 por ciento de los ecuatorianos aprobó la nueva Carta Magna y un 28,29 por ciento se decantó por rechazarla. Los votos en blanco suman el 0,68 por ciento y los nulos 7,17 por ciento.

Estos datos confirman la victoria contundente de la tendencia por el 'Sí' en la consulta popular del domingo, en la que según las encuestas a pue de urna la Constitución, elaborada en una Asamblea Constituyente, recibió el respaldo de entre el 66 y el 70 por ciento de los ciudadanos.

DESCARTA NACIONALIZACIONES

El presidente Correa prometió este lunes en rueda de prensa que utilizará los nuevos poderes que le dará la Carta Magna para acelerar sus reformas socialistas ya que a partir de ahora tendrá inéditas atribuciones sobre economía e instituciones clave como las cortes y el Ejército.

"Cada país tiene sus especificidades pero obviamente tenemos denominadores comunes porque somos gobiernos socialistas", afirmó Correa, quien sin embargo descartó una nacionalización petrolera y reiteró que cumplirá con los acreedores mientras tenga recursos, aunque sin descartar un futuro impago de la deuda "ilegítima".

"Ecuador ha decidido un nuevo país", había declarado el domingo tras conocer los primeros datos oficiales, ocasión que aprovechó para llamar a la unidad. Con este triunfo "las viejas estructuras han sido derrotadas" y se revalida el avance de "revolución ciudadana" que ofreció al pueblo tras ganar las presidenciales en noviembre de 2006.

LLAMAMIENTO A LA UNIDAD

"Hago un llamado a la unidad, a los que de buena fe estuvieron con el 'No' por cuestiones ideológicas, por convicción, con argumentos. Los respetamos muchísimo", afirmó Correa en rueda de prensa tras conocer los primeros datos oficiales, en la que invitó a la oposición a reconocer su derrota, que calificó de "paliza histórica",

Asimismo, Correa aseguró que "nunca" ha cerrado las puertas al diálogo con el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot -uno de los líderes de la oposición a la Carta Magna- este se haya aliado a "grupos fundamentalistas". Previamente, había pedido al líder opositor que bajará la agresividad tras la derrota que sufrió en la consulta.

"Vamos a ver si la nueva Constitución, como quisieron convencernos, es abortista, centralista, hiperpresidencialista o consagra una dictadura... Vamos a ver si es cierto... Y no se olviden quienes trataron de engañarlos", indicó Correa poco después de conocerse los primeros datos oficiales que daban la victoria al 'Sí'.

NO ES MOMENTO PARA LA REELECCION

El presidente Correa expresó que hoy más que nunca el país está unido. "Los que se creyeron dueños del país, perdieron, a los que hicieron tanta bulla y se creyeron dueños de mi ciudad natal, les hemos dado una paliza. ¿Es esa la división?", se preguntó Correa, para quien "no es momento" de pensar en la reelección presidencial.

Por otro lado, expresó su malestar con el gobernador del Guayas, Leonardo Vicuña, por plantear la posibilidad de la reelección minutos después de conocer el resultado del plebiscito. El presidente Correa dijo que, de inmediato, su equipo de Gobierno preparará las leyes que permitirán desarrollar los principios de la Carta Magna.

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente en receso, Fernando Cordero, invitó al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, a dialogar sobre los artículos de la nueva Constitución, para terminar con el debate sobre temas que no existen en los textos de la nueva Carta Magna.

DEBATE SOBRE TEMAS INEXISTENTES

"Le invito para mantener un diálogo, para leer juntos la Constitución, no podemos seguir debatiendo sobre cosas inexistentes. Le invito a la Asamblea, que es un espacio público", manifestó Cordero, quien reiteró que con el triunfo en el referéndum, el centralismo pasó a formar parte de los "muertos enterrados".

El alcalde de Guayaquil, que reconoció su derrota, señaló que no aceptará el modelo de autonomía que plantea la nueva Constitución, pese a que acepta y respeta los resultados del referéndum, ya que ese modelo es "centralista", al tiempo que pidió que se respete la decisión de los guayaquileños por defender su modelo autonómico.

El alcalde recogió el guante de Correa y no descartó dialogar con el presidente ni con el titular de la Asamblea Nacional Constituyente en beneficio de la unidad nacional. "Esperemos que sepamos vivir en armonía, que sepamos vivir en paz, que sepamos respetarnos. Si hay que dialogar, dialoguemos", subrayó.

"RESPETEN EL TRIUNFO LOCAL"

"Respetamos el triunfo nacional, la Constitución es para todos, pero respeten el triunfo local que dice que nuestro modelo funciona y no lo toquen", sostuvo el alcalde. "Como ahora la descentralización ya no es obligatoria sino optativa, mientras yo sea alcalde, nos quedamos como estamos", agregó Nebot.

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Arregui, reconoció que el resultado del referéndum de ayer refleja la voluntad popular. "Si no hay una puerta abierta al tema de aborto, a la desnaturalización de la familia y a la libertad de educación, confío que surja un óptimo plan de gobierno para el futuro del país".

El ex diputado socialcristiano Alfonso Harb señaló que en el momento en que Correa condiciona el diálogo, quiere decir que no tiene apertura. "El Gobierno tiene que admitir que obtuvo la votación de antes, a base de ello tiene que ser más abierto, menos excluyente, que deje a un lado las confrontaciones", consideró.

CONCERTACION

Y el ex candidato presidencial León Roldós dijo que más que llamar a la unidad hay que llamar "a la democracia, al orden jurídico y al derecho". "Aspiro a que haya un diálogo y una concertación para la democracia y no la imposición de una mayoría que además resulta la manipulación del poder", añadió.

La nueva carta magna, que otorga al Estado el control de los sectores estratégicos de la economía, es la piedra angular del proyecto político del mandatario con el que promete poner fin "a la larga noche neoliberal" que arruinó al país, pero que sus adversarios tildan de "peligrosamente autoritario".

Correa se convertirá en el presidente más poderoso de la historia moderna de Ecuador en un país que ha visto caer a tres presidentes en la última década en medio de violentas protestas populares, y que a partior de ahora se abroga en exclusividad el manejo de la política monetaria y fiscal, tras eliminarle la autonomía del Banco Central.