2 de abril de 2007

Crónica Malvinas.- La conmemoración del 25 aniversario de la Guerra de las Malvinas divide Argentina y Reino Unido

BUENOS AIRES/LONDRES, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La conmemoración del 25 aniversario del inicio de la Guerra de las Malvinas entre Argentina y el Reino Unido se vivió en el país sudamericano como un acto de reivindicación de su soberanía y homenaje a los veteranos y a las casi 700 víctimas mientras que en el país europeo, vencedor en la contienda, originó una dura confrontación política.

En Usuahia, la ciudad más austral de Argentina, situada a unos 900 kilómetros de las Islas Malvinas, el vicepresidente de ese país, Daniel Scioli reclamó la soberanía del archipiélago, en ausencia del presidente Néstor Kirchner quien a última hora canceló su presencia sin dar una explicación oficial.

"Ni la guerra ni el tiempo cambia la realidad, las Malvinas son argentinas, siempre lo fueron y siempre lo serán", manifestó Scioli en la citada ciudad de Tierra de Fuego.

"Una vez más, convocamos al Reino Unido a que atienda los llamamientos internacionales y reanude las negociaciones de la manera indicada por Naciones Unidas", declaró Scioli, en compañía de la ministra de Defensa Nilda Garré.

La contienda se inició un 2 de abril de 1982, cuando el Ejército argentino desembarcó en las Malvinas y, tras un balance de 649 militares argentinos, 258 efectivos británicos y tres habitantes de las islas muertos, finalizó un 14 de junio --después de 72 días de lucha-- con la rendición de Argentina ante las tropas británicas.

De Scioli recordó que la Asamblea General de Naciones Unidas solicitó a Reino Unido y Argentina que comenzaran las negociaciones para la "descolonización" del disputado archipiélago, el cual pasó por la fuerza a los británicos cuando invadieron las Malvinas en 1833. Desde entonces los argentinos nunca cesaron en su empeño de recuperar su titularidad aunque nunca hasta 1982 lo exigieron por la fuerza.

"Tenemos convicciones, pero no rencores. Creemos en la necesidad permanente trabajar unidos por una cultura de paz, sin que ello signifique claudicar en la defensa de nuestros derechos", indicó Scioli.

"Más allá de las decisiones de una dictadura criminal e improvisada que actuó con ineficacia e incompetencia, los soldados que combatieron en Malvinas demostraron un enorme coraje que los ha hecho héroes ante los ojos de todos nosotros", añadió el vicepresidente ante una nutrida representación de ex combatientes de la guerra del Atlántico Sur.

NUEVA BATALLA

El Gobierno de Néstor Kirchner, desde que llegó a la presidencia hace casi cuatro años, inició una ferviente reclamación de la soberanía de las islas, conocidas en el Reino Unido como Falklands. Así, la semana pasada dio de baja oficialmente un acuerdo bilateral de 1995 para explorar y explotar hidrocarburos en el sur del Atlántico, alegando que Reino Unido daba "unilateralmente" concesiones en el archipiélago.

Además anunció que prohibirá todo tipo de negocio en Argentina a todas la empresas petroleras que hayan operado en las Malvinas. Estas decisiones fueron consideradas por Reino Unido como un "paso atrás" que en nada ayudaban a desbloquear la situación.

El vicepresidente Scioli remarcó que Argentina "no es contraria a cooperar, siempre que dicha cooperación contribuya a crear las condiciones propicias para reanudar el diálogo sobre la cuestión de fondo".

Por otra parte, el ministro de Asuntos Exteriores argentino, Jorge Taiana, calificó la guerra de 1982 de "decisión equivocada" que "manipuló la confianza de los combatientes al ponerlos al servicio de un subterfugio idealizado para sobrevivir a la coyuntura política, que era adversa al Gobierno". Así lo expresó en un artículo de opinión publicado hoy por el diario brasileño 'Estado de Sao Paulo', en el que agradeció al país vecino su "apoyo incondicional" en esa cuestión.

Asimismo consideró que la conmemoración del 25 aniversario de la contienda refleja el "profundo respeto por aquellos que dieron su vida" por parte argentina.

DIVISIÓN BRITÁNICA

Al otro lado del Atlántico, el 25 aniversario de la Guerra de las Malvinas sirvió para que se desatara un aluvión de críticas sobre la ministra de Asuntos Exteriores, Margaret Beckett, quien expresó su "continuado pesar" por las muertes ocurridas durante la batalla bélica.

El diario londinense 'Daily Mail' tildó este lunes de insulto a los británicos caídos en las Malvinas las palabras de Beckett. El citado rotativo aseguró que los veteranos de guerra consideran que es una ofensa igualar sus muertes con las de "los invasores de las islas". También reprobó a la ministra que no mencionara "el heroísmo de las fuerzas británicas al liberar las islas".

Beckett indicó ayer que los eventos conmemorativos en Reino Unido y las Malvinas serían "un tributo respetuoso" a aquellos que murieron.

Quien sí se acordó de manifestar la gallardía de las Fuerzas Armadas de su país fue el primer ministro británico, Tony Blair, quien consideró que ir a la guerra supuso una "valentía política" y que "era lo correcto". Por su parte, el responsable de Asuntos Exteriores del Partido Conservador, William Hague, se mostró favorable a los planes realizados para que los familiares de los fallecidos en la guerra visiten las Malvinas.

"Esto es lo correcto para mejorar la cooperación con Argentina", dijo Hague, quien indicó que "es importante recordar que la guerra fue el resultado de una acto de agresión".

Hoy, en la localidad escocesa de Fife, el primer ministro británico, Tony Blair, se reunió hoy con veteranos de la guerra de las Malvinas a bordo del buque HMS Liverpool, coincidiendo con el vigésimo quinto aniversario de la invasión de las islas sur atlánticas.

Blair calificó de "honor" el encuentro con los veteranos de guerra en el muelle Rosyth, de esa localidad. "Es un día para reflejar todo lo que le debemos, como país, a nuestras Fuerzas Armadas", reconoció en alusión a la contienda bélica que en 1982 estalló entre Londres y Buenos Aires.

Blair presentó a los ex militares --pertenecientes entonces a la Guardia Escocesa y a la Marina Real-- una condecoración y certificado correspondientes a bordo del HMS Liverpool, según informa la cadena británica 'BBC'. "Fue todo un honor visitar el HMS Liverpool y reunirme con algunos de aquellos que con coraje y profesionalidad han servido tan bien a este país hace 25 años" , explicó el primer ministro.

Por su parte, Margaret Thatcher, la que fuera primera ministra británica e impulsara la contienda bélica, asistió a una ceremonia privada conmemorativa en la Catedral de San Pablo, invitada por el representante del Gobierno británico en las islas Malvinas, Sukey Cameron. La 'Dama de Hierro', depositó orquídeas, rosas y azucenas blancas y amarillas a pide de monumento de homenaje a los soldados británicos caídos.

ORIGEN

Las Malvinas se ubican en el extremo del sureste argentino. Fueron descubiertas en 1520 por Magallanes en una expedición que buscaba hallar un pasaje interoceánico. Fue entonces cuando por primera vez se limitó su propiedad, quedando integradas en la Corona de Castilla.

El capitán inglés John Strong llegó en 1690 al lugar y lo rebautizó con el nombre de Falkland, en honor al segundo vizconde de Falkland. En 1740 se inició una batalla entre Inglaterra y España sin que ninguno obtuviera su soberanía. En 1764, los franceses las llamaron Malounies y fueron ocupadas por Louis Antoine de Bougainville.

España recuperó el archipiélago tras pagar una indemnización al francés. Un año más tarde los ingleses desembarcaron, se apropiaron de ellas y las renombraron como Falkland.

Nuevamente en 1770 España recuperó el territorio austral y la ocupación inglesa se dio por terminada. Una vez independizada Argentina, Reino Unido reconoció en 1825 que las Falkland eran parte del nuevo estado sudamericano.