27 de noviembre de 2007

Crónica ONU.- PNUD afirma que si los países pobres emitieran tanto CO2 como EEUU "necesitaríamos nueve planetas"

El Informe de Desarrollo Humano 2007-2008 indica que los 22 países más pobres del mundo son subsaharianos

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los 20 países con mayor desarrollo humano del mundo emiten más CO2 que todos los países desarrollo medio y bajo juntos, con un consiguiente impacto en el cambio climático que podría "producir reveses sin precedentes" en aspectos tales como la reducción de la pobreza, la nutrición, la salud y la educación, según refeja el Informe de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El estudio advierte de que si cada habitante pobre del planeta generara la misma cantidad de emisiones que un estadounidense se necesitarían "nueve planetas para poder absorber la contaminación".

El IDH, hecho público hoy en Brasilia, refleja que Islandia ha superado a Noruega --después de seis años consecutivos al frente-- a la cabeza de países con mayor desarrollo humano. El IDH, difundido por primera vez en 1990, evalúa el estado del desarrollo humano en función de indicadores como la esperanza de vida, la alfabetización de adultos, la matriculación escolar en el nivel primario, secundario y terciario y los ingresos. Los datos han sido aportados por los miembros de la ONU y por otras fuentes oficiales.

El índice analiza estadísticas de 2005 procedentes de 175 países miembros de Naciones Unidas, además de Hong Kong y los territorios palestinos. El IDH de este año no incluye a 17 países de la ONU --entre ellos Afganistán, Irak y Somalia-- "por falta de datos fiables", según PNUD.

A partir de estos datos, 22 países, todos ellos situados en África Subsahariana, entran en la categoría de "desarrollo humano bajo". Los últimos de esta lista son República Democrática del Congo (RDC), Etiopía, Chad, República Centroafricana, Mozambique, Malí, Níger, Guinea-Bissau, Burkina Faso y Sierra Leona. En diez de estos países, dos de cada cinco niños no llegan a los 40 años de edad. En Zambia (puesto 165) la cifra es de uno de cada dos. Países como RDC, Zambia o Zimbabue tienen una tasa de desarrollo humano inferior a la que tenían en 1975.

La lista está encabezada por Islandia, Noruega, Australia, Canadá, Irlanda, Suecia, Suiza, Japón, Países Bajos y Francia. Estados Unidos ocupa el lugar decimosegundo y España el decimotercero. Reino Unido ocupa el puesto 16 y Alemania el 22. Países como Brasil (70), China (81) o India (128) han mejorado su posición a lo largo de los últimos 30 años.

EL CAMBIO CLIMÁTICO

El informe de este año, bajo el título 'La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido', está en buena parte centrado en las amenazas que implica el calentamiento global y advierte de que el mundo avanza "hacia un punto de inflexión" que podría "atrapar a los países más pobres y a sus ciudadanos más vulnerables en condiciones de desventaja cada vez peores y dejar a millones de personas enfrentadas a la malnutrición, a la escasez de agua, a amenazas ecológicas y a pérdidas en sus medios de sustento".

El estudio revela que "a mayor desarrollo" de cada país, mayores son las emisiones de carbono. Por ello, a juicio de PNUD, los principales países emisores de carbono, que son a la vez los más acaudalados, tienen la "responsabilidad histórica de liderar con el ejemplo" y equilibrar el "presupuesto mundial de carbono", la cantidad de carbono que puede absorber al planeta para tener un 50 por ciento de posibilidades de no superar la temperatura en más de dos grados Celsius.

Concretamente, según PNUD, los países desarrollados deberían reducir sus emisiones de gases con efecto invernadero en por lo menos el 80 por ciento de aquí a 2050 y un 30 por ciento antes de 2020 con respecto, en ambos casos, a los niveles de 1990.

Asimismo, los Estados más ricos "deben entregar incentivos" a los países en vías de desarrollo y a las naciones en transición de Europa Central y Oriental y de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) para "desarrollarse sin contaminar", prosigue el informe. Los países en vías de desarrollo, según PNUD, deberían reducir sus emisiones en un 20 por ciento de aquí a 2050 respecto a 1990.

India y China, los principales emisores de los países en vías de desarrollo, produjeron menos CO2 que las primeras 32 naciones que figuran en el Índice, sin incluir a Estados Unidos, que "por sí solo emitió casi tanto dióxido de carbono como China e India juntas en 2004".

El informe advierte de que cualquier aumento de temperaturas por encima de los dos grados Celsius podría "significar hambruna para otros 600 millones de personas de África Subsahariana, brotes nuevos y más frecuentes de epidemias transmitidas por mosquitos, como la fiebre del Valle del Rift y el paludismo, y pérdidas agrícolas de hasta 26.000 millones de dólares de aquí a 2060 en la región, cifra superior a toda la ayuda bilateral recibida por estos países en 2005".

Aparte, el IDH advierte de que aquí a 2080 unas 1.800 millones de personas podrían quedarse sin agua, grandes zonas de Asia meridional y norte de China podrían sufrir graves problemas ecológicos como resultado del repliegue de los glaciares y los cambios en las precipitaciones y alrededor de 332 millones de personas podrían desplazarse desde las zonas costeras y de baja altitud a causa de las inundaciones y las tormentas tropicales.

NUEVE PLANETAS

'La lucha contra el cambio climático' sostiene que si cada habitante pobre del planeta generara la misma cantidad de emisiones que un europeo medio "necesitaríamos cuatro planetas para poder absorber la contaminación". Si se compara con el consumo de energía de un estadounidense o un canadiense, se necesitarían "nueve planetas". Sólo el Estado norteamericano de Texas, con 23 millones de habitantes, "emite más CO2 que los 720 millones de personas de África Subsahariana", añade.

Según el autor principal del Informe y director de la Oficina encargada del IDH, Kevin Watkins, el mundo está "gastando más de la mitad" del presupuesto de carbono para el siglo XXI y "éste amenaza con agotarse totalmente antes de 2032". "Los pobres, que dejan la huella ecológica más ligera y cuentan con menos medios para protegerse, son las primeras víctimas del estilo de vida de los países desarrollados, que se basa en un elevado consumo de energía", añadió.

El IDH revela que "casi 550 millones de personas de África Subsahariana no cuentan con acceso a energía". Las familias africanas deben cocinar con restos vegetales o excrementos de animales en hogueras de piedra. "Las enfermedades respiratorias provocadas en parte por respirar ese humo son la principal causa de muerte infantil en el mundo", señala el Informe.

Aparte, la "abrumadora mayoría de las víctimas" del cambio climático viven en los países en vías de desarrollo, según el estudio. Entre 2000 y 2004, uno de cada 19 habitantes de estos países fue afectado por un desastre climático. En los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la cifra fue de uno de cada 1.500.

"El punto fundamental es que el sistema mundial de energía no es compatible con los sistemas ecológicos que sostienen nuestro planeta", según Watkins. "Para igualarlos, será necesario un cambio radical en materia de reglamentos, incentivos de mercado y cooperación internacional", añadió.

Por ello, Kevin Watkins denunció que los países de la OCDE no están cumpliendo con sus objetivos de reducción de gases con efecto invernadero fijados en el marco del Protocolo de Kioto. "Ya no sirven los comunicados de alto nivel que nos recuerdan el problema urgente al que nos enfrentamos, lo que necesitamos son soluciones y medidas prácticas para reducir las emisiones", advirtió.