5 de junio de 2006

Crónica Perú.- Alan García recibe las felicitaciones de Zapatero y Bachelet tras ganar las presidenciales a Humala

La victoria del ex mandatario aprísta tuvo como telón de fondo la polémica EEUU-Venezuela por las "injerencias" en Perú de Hugo Chávez

LIMA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alan García, candidato del Partido Aprista Peruano (APRA), es el virtual ganador en segunda vuelta de las presidenciales de Perú. Con el 91% del escrutinio realizado, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) confirmó que el ex mandatario aprísta se impuso ayer por 859.507 votos a Ollanta Humala, de Unión Por el Perú (UPP), quien reconoció su derrota con el 77,33% del recuento realizado, reiterando no obstante su llamamiento a crear un frente nacionalista democrático y popular para las fuerzas de izquierda en Perú.

Las reacciones a la victoria de García se sucedieron durante la jornada de hoy. El mandatario electo recibió las felicitaciones del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, quien envió un mensaje de felicitación al presidente electo peruano, para quien deseó los "mayores éxitos" en su próxima gestión y la voluntad española de trabajar "estrechamente" con el país andino en esta nueva etapa, según informaron fuentes gubernamentales a Europa Press.

"Tengo el placer de transmitirle mi más cordial felicitación por su victoria en las elecciones presidenciales celebradas en su país el pasado 4 de junio y desearle los mayores éxitos en el ejercicio de su mandato como presidente de la República del Perú", indicó Zapatero a García en su telegrama de felicitación.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, felicitó por teléfono al mandatario electo de Perú. Así lo anunció hoy el ministro de Interior, Andrés Zaldívar, quien aseguró que a Chile le "parece muy bien que tengan un gobierno democráticamente electo". "Siempre hemos tenidos muy buenas relaciones con ellos y las seguiremos manteniendo, como con cualquier presidente que sea elegido democráticamente", dijo el también jefe del gabinete de ministros.

WASHINGTON CONTRA LAS "INJERENCIAS"

Del otro lado se situaron las reacciones de los gobiernos de Venezuela y Bolivia, presididos por líderes que desde el principio del proceso se mostraron partidarios de Humala. En el caso del presidente Hugo Chávez, estas manifiestas preferencias por el candidato de UPP, consideradas "injerencias" por el Gobierno de Alejandro Toledo, llegaron a generar hasta un conflicto diplomático.

A esta situación se refirió hoy el subsecretario de Estado norteamericano, Bob Zoellick, quien llamó a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a "solidarizarse" con Perú, un país que, a su juicio, sufrió la "injerencias extranjeras" de Venezuela en su reciente proceso electoral.

"En Perú, el Gobierno se ha tenido que quejar ante el Consejo Permanente de la OEA de la injerencia extranjera", afirmo Zoellick en su discurso ante la Asamblea General de la institución en Santo Domingo, en el que añadió: "Debemos solidarizarnos con los gobiernos democráticos que se vieran en ese peligro", añadió, aunque no mencionó el nombre de Venezuela, país al que Estados Unidos ha acusado en más de una oportunidad de injerencia en la región.

VENEZUELA MANTENDRA RELACION CON LIMA

El presidente de Venezuela anunció en marzo que rompería relaciones con Lima si García, a quien llamó "ladrón" y "demagogo", ganaba las elecciones presidenciales. No obstante, el viceministro venezolano de Asuntos Exteriores para América Latina y el Caribe, Pavel Rondón, aseguró hoy que su Gobierno mantendrá las relaciones con Perú "en su estado actual", aunque criticó el discurso pronunciado anoche por el nuevo mandatario peruano, quien manifestó que el único derrotado en los comicios del domingo fue Hugo Chávez.

"Por ahora se mantiene la situación tal como está, esas son las instrucciones y creo que los señalamientos que ha hecho público el presidente, en este momento, ha esta hora no ha habido ninguna variación, ni consideración", afirmó Rondón, quien considera que las relaciones entre ambos pueblos "se mantienen independientemente de que no tengamos embajador ninguno de los dos países".

Por su parte, el Gobierno de Evo Morales saludó el triunfo electoral de Alan García. Así lo manifestó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien dijo que el Ejecutivo boliviano desea abrir con el futuro Gobierno de Lima "una nueva agenda de vinculación en distintas áreas".

BOLIVIA PIDE RESPETO A LA CAN

"La victoria del señor Alan García es una victoria de la democracia, por tanto saludamos su triunfo y esperamos emprender con el gobierno de Perú, relaciones de acuerdo con la tradición" entre ambas naciones, dijo Quintana, quien resaltó que esperan "que el Gobierno de Perú participe y se incorpore activamente a la reconstitución y fortalecimiento de la Comunidad Andina de Naciones".

En este sentido hizo hincapié el viceministro de Industria, Comercio y Exportaciones, Gustavo Barbery, quien al hacer pública la primera reacción del Gobierno Morales a la victoria de García pidió al presidente electo de Perú respeto por los acuerdos suscritos por su país en el ámbito de CAN. Barbery adelantó que la posición oficial boliviana en este tema sería comunicada a García en próximas horas.

Barbery señaló que el Ejecutivo boliviano "sigue de cerca" el apoyo expresado por el electo presidente peruano al Tratado de Libre Comercio suscrito entre su país y Estados Unidos, que espera ser ratificado por el Congreso del país vecino, ya que podría tener --a su juicio-- eventuales consecuencias negativas sobre los acuerdos boliviano-peruanos firmados en el marco del bloque andino.

VICTORIA POR 859.507 VOTOS

El candidato del APRA logró el 53,52% del respaldo electoral (6.518.446 votos) en la segunda vuelta de las presidenciales, en las que su contrincante de UPP consiguió el 46,4% de los apoyos (5.658.939 sufragios) con el 91% del escrutinio realizado, según los últimos datos de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

En Estados Unidos, el país donde vive la mayor comunidad de emigrantes peruanos --unos 140.147 de los cerca de 457.891 que viven en el exterior, según cifras del Ministerio peruano de Asuntos Exteriores-- García consiguió el 71,6% del respaldo electoral (unos 13.245 sufragios) frente al 28,3% de Humala (5.234 votos).

La comunidad de emigrantes peruanos en España --la segunda mayor del mundo, con 70.818 miembros-- optó en su mayoría (el 69,1%, con cerca de 17.716 sufragios) por respaldar al ex presidente aprista. El nacionalista Humala tan sólo logró el respaldo del 30,8% de los peruanos residentes en el país, es decir, 7.902 votos.

UNAS 1.800 ACTAS PENDIENTES

El presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Enrique Mendoza, informó de que en la primera vuelta las impugnaciones de actas llegaron al 9% mientras que en la segunda vuelta sólo fueron el 2,7%, lo que significan 1.800 actas que la institución a su cargo puede resolver en 48 horas como máximo.

Mendoza destacó que el voto viciado o de reclamo aumentó al 7,7% en la segunda vuelta electoral celebrada ayer domingo respecto a la primera vuelta, que tuvo lugar el 9 de abril, en la que alcanzó un 4%. El voto en blanco o denominado "de desconcierto" disminuyó pues en la primera alcanzó un 11% y en la segunda tan sólo el 0,91%.

Los comicios, que se desarrollaron dentro de la normalidad y en los que es obligatoria la participación, contaron tan sólo con un 11,45% de abstención total. Este porcentaje subió hasta el 37,5% entre los peruanos residentes en el extranjero, según la ONPE.

Sobre los índices de participación, Mendoza precisó que se ha mantenido en casi el 10%, respecto al proceso electoral anterior por lo que se puede determinar que más de 14,5 millones votantes acudieron a las urnas, según informaciones de la emisora local 'RPP' recogidas por Europa Press.