5 de junio de 2006

Crónica Perú.- Los peruanos dan una segunda oportunidad al ex presidente socialdemócrata Alan García

El futuro presidente de Perú carga contra Hugo Chávez y anuncia que su gobierno será de "concertación, diálogo y apertura"

LIMA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los peruanos han decidido en las urnas dar una segunda oportunidad al que fuera su presidente entre los años 1985 y 1990 Alan García. Se confirman así todas las previsiones, incluida la llamada tesis del "mar menor", después de conocerse el resultado de la segunda vuelta electoral de este domingo, con una masiva participación superior al 88 por ciento, precedida por los continuos enfrentamientos con su rival, el nacionalista Ollanta Humala. Alan García, que ocupará el llamado Sillón de Pizarro el próximo 28 de julio en sustitución del presidente saliente, Alejandro Toledo, anunció que su gobierno será de "concertación, diálogo y apertura".

Todo el mundo esperaba el primero informe oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y finalmente no han habido sorpresas. Se confirmaron tanto las encuestas de las últimas semanas como los sondeos a pie de urna y el candidato del Partido Aprista Peruano (APRA), Alan García, obtiene el 55,45 por ciento de los votos frente al 44,54 por ciento de su rival de Unión Por el Perú (UPP), Ollanta Humala, con más del 77 por ciento del escrutinio, según los datos conocidos al cierre de esta crónica.

De hecho, tras conocerse los sondeos a pie de urna y antes de que hubiera algún dato oficial el candidato 'aprista' ya se mostraba convencido de que será el próximo presidente de Perú. "Estamos seguros de que estos resultados serán confirmados por los datos de la ONPE y que hemos esperado con paciencia todo este tiempo", señaló García, que anunció que convocará a todos los peruanos "capaces de aportar y ayudar a revertir la situación de los excluidos".

RECHAZO A HUGO CHAVEZ

El socialdemócrata afirmó que con su virtual victoria los peruanos han manifestado su rechazo al mandatario venezolano, Hugo Chávez, con quien durante las últimas semanas ha tenidos varios enfrentamientos. "Aquí el único derrotado no tiene documento de identidad nacional peruano, es el que quiso llevarnos de las narices con la fuerza de su negro dinero, el que quiso extender su dominación y dictadura, el que quiso traer hasta nuestro país y a otros el militarismo", indicó.

En definitiva, agradeció el apoyo de los peruanos que votaron por él, dejó claró que también gobernará para los departamentos del sur, en los que todo apunta que se impuso su rival, y prometió que su futuro gobierno será "de concertación, diálogo y apertura". Cerró su discurso reconociendo que los 'apristas' deben pensar en sus errores, hacer un acto de arrepentimiento y demostrar honestidad en este nuevo gobierno.

Alan García no lo tendrá fácil y por eso la reconocida asociación civil Transparencia invocó a los ciudadanos, medios de comunicación y políticos a buscar el diálogo y entendimiento que permitan garantizar la gobernabilidad, según su presidenta, Pepi Patrón. Poco después, el 'aprista' Jorge Del Castillo aseguraba que el partido comenzará, en las próximas horas, a conversar con las demás agrupaciones para formar un verdadero gobierno de "unidad nacional".

UPP: PRIMERA FUERZA PARLAMENTARIA

Por su parte, el candidato nacionalista también se dirigió a sus partidarios, a quienes pidió que esperaran a conocer los resultados oficiales, aunque finalmente no ha podido ser. Humala convocó al país a un Frente Nacionalista Democrático y Popular y a dar paso "a la gran transformación de Perú", para lo cual abogó por la unidad de todo el pueblo para "hacer realidad el sueño de construir una sociedad democrática e igualitaria".

Humala también quiso destacar que el proyecto nacionalista ha conquistado una "histórica victoria social y política" en el proceso electoral. "Somos la primera fuerza parlamentaria y hemos ganado en la mayoría de departamentos", recordó Humala, para el que "la esperanza se ha impuesto al miedo" y quien garantizó que los nacionalistas no defraudarán la esperanza de los peruanos y serán coherentes con sus propuestas de campaña.

Ya en los primeros sondeos a pie de urna se daba como ganador al ex presidente 'aprista', que obtenía el 52,8 por ciento de los votos frente al 47,2 por ciento del candidato nacionalista, según la encuestadora privada Apoyo, mientras que según Datum el aspirante socialdemócrata obtenía el 54,9 por ciento y el ex militar el 45,1 por ciento. Ambos sondeos se conocieron poco después de cerrar los colegios electorales a las cuatro de la tarde aunque durante toda la jornada se había pedido prudencia desde distintos sectores.

QUEJAS DE LOS PERUANOS EN ESPAÑA

También estaban convocados a las urnas más de 450.000 peruanos residentes en el extranjero, de los cuales casi 71.000 están en España. En concreto, 42.000 viven en Madrid y a pesar de las medidas adoptadas por las autoridades peruanas para evitar los problemas surgidos en la primera vuelta del pasado 9 de abril, una vez más las personas que acudieron a votar se encontraron con mesas cerradas por falta de los presidentes.

La jornada comenzó a las ocho de la mañana y se cerró a las cuatro de la tarde, esta vez en el Palacio de los Deportes de Madrid. Pese al cambio de lugar el descontrol y la desorganización fueron las notas imperantes de la jornada electoral. De hecho, las principales quejas tuvieron como protagonista la ausencia de muchos presidentes de mesas así como los suplentes.

"Como siempre, las autoridades han hecho muy mal las cosas y mucha gente está esperando a poder votar desde las ocho de la mañana. Hay muy pocas mesas e incluso hay muchas sin instalar, sin presidente ni secretarios", denunció a Europa Press Ana Maria, personera de UPP y residente en España desde hace 17 años. Otros como Pedro buscaban responsabilidades en los cónsules, a los que pidió explicaciones.

EXCEPTICISMO EN BARCELONA

Miles de peruanos residentes en Cataluña también votaron ayer en el Pabellón de la Marbella de Barcelona. Muchos indicaron con escepticismo que si el voto no fuera obligatorio probablemente no acudirían a las urnas. Una votante señaló que "la situación del país seguirá igual" y no creo que cambie por su voto", motivo por el que abogó por el voto nulo.

En el conjunto de España podían votar casi 71.000 peruanos, de los que la mayoría residen en Madrid (casi 71.000), seguidos de Barcelona (21.925), Sevilla (1.492), Valencia (1.483), Bilbao (1.213), Palma de Mallorca (536), Santa Cruz de Tenerife (439), Las Palmas de Gran Canaria (421) y Santiago de Compostela (353), según datos ofrecidos a Europa Press por la Embajada peruana en España.

Además de Madrid también podrán votar los peruanos residentes en Barcelona (21.925), Sevilla (1.492), Valencia (1.483), Bilbao (1.213), Palma de Mallorca (536), Santa Cruz de Tenerife (439), Las Palmas de Gran Canaria (421) y Santiago de Compostela (353), según precisaron las citadas fuentes.