18 de junio de 2007

Crónica UE/Cuba.- La UE invita a Cuba a un diálogo en Bruselas sobre democracia y derechos humanos

Moratinos cree que la decisión supone el triunfo de la estrategia española sobre la isla, basada en el diálogo

LUXEMBURGO, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea invitaron hoy a las autoridades cubanas a Bruselas para "reanudar un diálogo político abierto y general" que abarque "las esferas políticas, de derechos humanos, económica, científica y cultural". No obstante, los Veintisiete lamentaron la situación de los derechos humanos en la isla y exigieron la liberación incondicional de todos los presos políticos.

Las conclusiones adoptadas por unanimidad por los jefes de la diplomacia comunitaria destacan que este diálogo con las autoridades cubanas "debe establecerse sobre una base de reciprocidad y no discriminación" y que durante las conversaciones la UE "indicará al gobierno cubano su parecer sobre la democracia, los derechos humanos universales y las libertades fundamentales".

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, destacó que la declaración sobre Cuba supone el triunfo de la estrategia de España respecto a la isla, basada en el diálogo. Dijo que por primera vez desde que es ministro las conclusiones no mencionan la posición común ni las sanciones de 2003 que, por lo tanto, "siguen suspendidas".

Moratinos dijo que espera que las autoridades cubanas acepten la oferta de diálogo porque es "buena" y "está hecha de buena fe", aunque aseguró que no tiene "elementos" para saber cuál será la respuesta de La Habana. Añadió que Portugal, que asumirá la presidencia de la UE a partir del 1 de julio, tiene también "mucho interés" en estas conversaciones.

En todo caso, dejó claro que España proseguirá su diálogo bilateral con Cuba y mantendrá una nueva sesión en septiembre al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York para "demostrar que ese mecanismo es el que funciona" frente a las sanciones que estableció el Gobierno de José María Aznar en 2003.

En este sentido, atacó al Partido Popular por asegurar en el Congreso de los Diputados que durante este diálogo España no habla de los presos políticos. "Hay que decirle que no siga mintiendo, se ha hablado y se hablado mucho", recalcó.

DUDAS DE LA REPÚBLICA CHECA

Las conclusiones sobre Cuba ratificadas por los ministros ya habían sido aprobadas a nivel de embajadores, por lo que durante el debate sólo intervino el ministro checho de Asuntos Exteriores, Karel Schwarzenberg, para expresar, desde su "experiencia personal de lucha por la libertad", sus "dudas" sobre si la estrategia del diálogo defendida por España es la más adecuada para tratar con el régimen cubano, según explicó el vice primer ministro de Asuntos Europeos, Alexandr Vondra.

"Hay un grupo de países que busca mantener una profunda cooperación con el establishment cubano actual con la esperanza de que Raúl Castro sea un nuevo reformador; y hay otro grupo de países, y nosotros formamos parte de él, que tenemos dudas", insistió el representante polaco.

En la declaración aprobada por los Veintisiete se destaca que, aunque el régimen político económico y social de Cuba sigue siendo "básicamente el mismo", se ha producido "la primera transferencia de poderes temporal en 48 años, de Fidel Castro a un colectivo de dirigentes encabezado por su hermano Raúl Castro, lo que constituye una novedad".

Los jefes de la diplomacia europea instan al Gobierno cubano a "emprender las reformas políticas y económicas necesarias para mejorar el día a día del pueblo cubano".

DERECHOS HUMANOS Y LIBERTAD DE INFORMACIÓN

La UE "lamenta que la situación de los derechos humanos no haya cambiado en su esencia, a pesar del descenso del número de prisioneros políticos y actos de acoso". "El Gobierno cubano sigue negándose a conceder a sus ciudadanos los derechos y libertades civiles, políticos y económicos reconocidos internacionalmente", prosigue la declaración.

Por ello, se exige al régimen de La Habana que "libere incondicionalmente a todos los prisioneros políticos" y se reitera que "este tema constituye una prioridad fundamental en su política para con Cuba". También se reclama al Gobierno que "conceda la libertad de información y expresión".

"Todos aquellos que estén comprometidos de modo pacífico con la libertad, la democracia y el respeto de los derechos humanos pueden estar seguros de que cuentan con la solidaridad y continuo apoyo de la UE. La UE seguirá manteniendo su diálogo con la sociedad civil de Cuba y ofreciendo a todos los sectores de la sociedad apoyo práctico en pro de un cambio pacífico en Cuba", subraya la declaración.

Los jefes de la diplomacia de los Veintisiete reconocen igualmente "el derecho de los ciudadanos cubanos a decidir su futuro con total independencia" y reiteran su disposición a "contribuir positivamente al desarrollo futuro de todos los sectores de la sociedad cubana, utilizando asimismo instrumentos de cooperación al desarrollo".