18 de enero de 2006

Crónica Uruguay/Argentina.- La comisión que estudia el impacto de las papeleras se reúne hoy en medio de la polémica

Vázquez critica la protesta de Greenpeace contra las papeleras mientras que Argentina llama a "una solución conversada entre amigos"

BUENOS AIRES, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La comisión binacional que estudia el impacto ambiental de la instalación de las plantas de celulosa en la localidad uruguaya Fray Bentos se reúne hoy miércoles en Buenos Aires, en medio de las protestas y cortes de carreteras que vecinos de Gualeguaychú, en Argentina, y defensores del Medio Ambiente protagonizan estos días contra las papeleras.

Precisamente hoy el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, criticó la protesta que ayer protagonizó una decena de activistas de Greenpeace procedentes de Alemania, Argentina, Brasil, Chile, Finlandia, México, Italia y Uruguay, que se encadenaron en el muelle de la empresa Botnia, en Fray Bentos. El mandatario afirmó que a su Gobierno "no lo van a patotear" (pisotear).

"Greenpeace es una organización no gubernamental que trabaja sobre la protección medioambiental y tiene todo el derecho del mundo a expresarse, pero no le vamos a permitir a Greenpeace ni a nadie que viole los derechos de los ciudadanos en Uruguay", sostuvo el presidente Vázquez.

"No vamos a permitir que nadie de afuera venga a solucionar los problemas de los uruguayos", indicó el mandatario, quien agregó que "los problemas que tenemos los uruguayos, las dificultades y los desencuentros, los resolvemos entre los uruguayos, porque somos un país libre, democrático, soberano e independiente". "El Uruguay y los uruguayos nunca hemos permitido que nos patoteen (...)a este gobierno y a este pueblo no lo van a patotear", sentenció.

ARGENTINA, "BUSCAR SOLUCION CONVERSADA"

Ante el conflicto, el ministro argentino de Exteriores consideró hoy que "hay que buscar una solución conversada entre amigos" en torno a la controversia con Uruguay por las papeleras "que contemple las preocupaciones" expresadas por Argentina respecto de "las consecuencias ambientales" que podría tener la iniciativa.

Además Taiana, según informó la prensa local, destacó la presentación hecha ayer por su Ministerio ante el Banco Mundial para objetar el borrador del informe ambiental de la Corporación Financiera Internacional (CFI), dado a conocer hace un mes y que avaló la construcción de las plantas de celulosa.

"Presentamos una observación al informe de la CFI y allí se ve que el estudio hecho es insuficiente", manifestó Taiana en declaraciones formuladas esta mañana a la emisora local 'Radio 10'. En ese sentido, dijo que Argentina "necesita la garantía de que no hay daños ambientales y, si los hubiera potencialmemte, la forma en que se corrigen".

"Hay que buscar una solución conversada entre amigos que contemple las preocupaciones expresadas por Argentina sobre las consecuencias ambientales de las papeleras", sostuvo respecto a la polémica generada por el emplazamiento en Fray Bentos.

Además, hizo mención a los cortes que realizan los vecinos de Entre Ríos como metodología de protesta en rechazo a la instalación de las papeleras, un reclamo que llevó en los últimos días al titular de Exteriores de Uruguay, Reinaldo Gargano, a pedir a Argentina que garantice el libre tránsito a través de los pasos fronterizos.

DENUNCIA CONTRA ENCE Y BOTNIA

"No entiendo que el libre tránsito esté afectado por el Estado argentino ya que la frontera está abierta, cuando el puente (San Martín) está cerrado, Gendarmería y Aduana están funcionando", acotó.

También hoy, el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, afirmó que mantuvo una conversación telefónica con el presidente del país, Néstor Kirchner, en la cual el jefe de Estado le ratificó su "apoyo a las acciones encaradas por la provincia" en su lucha contra las papeleras que se construyen en Fray Bentos, Uruguay.

Según un parte difundido hoy por la oficina de prensa del Gobierno entrerriano, Kirchner expresó "su malestar por las ambivalentes acciones de funcionarios y políticos provinciales y nacionales sobre la cuestión de las papeleras", por lo que le adelantó que "solicitará al resto de la dirigencia política mayor respaldo a las medidas tomadas" por Entre Ríos.

Por su parte, el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, Pedro Guastavino, ratificó hoy a la agencia oficial de noticias Télam que mañana concurrirá al juzgado federal de Concepción del Uruguay para presentar la denuncia penal contra los directivos de las empresas Ence y Botnia, que participan en la construcción de las fábricas de celulosa, por tentativa de contaminación, delito tipificado en el artículo 55 de la Ley 24.051.

LAS OBJECIONES ARGENTINAS

El Ministerio argentino de Exteriores elevó ayer a la CFI un documento, que lleva la firma del titular de la cartera, Jorge Taiana, advirtiendo de que "las dos plantas (de celulosa) pueden generar un perjuicio sensible a la Argentina y que ello causaría responsabilidades patrimoniales muy serias a las empresas industriales y las entidades financieras participantes".

El diario argentino 'La Nación' informó de que el documento argentino, de 40 páginas, dice que el Borrador del Estudio de Impactos Acumulativos de la CFI no se ajusta a las propias políticas de esa entidad, no analiza métodos de producción de papel libres de cloro, no dice cómo prevenir posibles contaminaciones y tampoco crea adecuados sistemas de control de contingencias.

El informe también habla de que "la controversia surgió cuando se autorizaron unilateralmente los proyectos" (en lo que significa un claro reproche para Uruguay) e insiste en que el estudio de la CFI, realizado por especialistas privados, ignora que el Estatuto del Río Uruguay obliga a ambos países a consultar al otro sobre actividades que puedan tener impacto ambiental.

El rotativo bonaerense también informa de que la estrategia oficial del Gobierno argentino para resolver el conflicto ha sido responder con el silencio a la nota de protesta uruguaya que el lunes pasado recibió el embajador argentino en ese país, Hernán Patiño Mayer, del ministro uruguayo de Exteriores, Reinaldo Gargano.

MANIFESTACIONES

Desde Fray Bentos, varias organizaciones sociales anuncian que realizarán una "pueblada" en apoyo a las plantas, algo que no es del agrado del Gobierno uruguayo, que quiere resolver el tema por vía diplomática y sin sumar nuevos elementos de tensión.

Por su parte, el presidente del directorio del partido Nacional, Jorge Larrañaga, advirtió hoy de que el conflicto con Argentina no va por buen camino y no va a terminar bien. "Esto de carta va, carta viene no es bueno", dijo Larrañaga hoy en 'Radio Sarandi'.

Mientras tanto, integrantes de la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú confirmaron que esta mañana temprano se levantó el corte que desde la mañana se ayer se realizó en la ruta de acceso al puente que conecta a Fray Bentos con Puerto Unzué.

La protesta, que en cuestión de minutos reunió a 800 personas bajo el sol y se realizó sin incidentes, se decidió ayer de forma espontánea, tras conocerse que activistas de Greeenpeace habían tomado el puerto de la empresa finlandesa Botnia para pedir la paralización de las obras y fueron detenidos.