6 de mayo de 2007

Crónica Vaticano/Brasil.- El Papa inicia el miércoles en Brasil su primer viaje fuera de Europa

Benedicto XVI inaugurará en Aparecida la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe

SAO PAULO, 6 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Caldito) -

El Papa Benedicto XVI llegará este miércoles a Sao Paulo para iniciar su primera visita pastoral a la mayor región católica del mundo y el que será su viaje más largo en sus primeros dos años de Pontificado. Durante los cinco días que permanecerá en Brasil, el Santo Padre será recibido por las máximas autoridades, inaugurará la V Conferencia del Episcopado de Latinoamérica y Caribe, canonizará al primer santo brasileño y se reunirá con miles de jóvenes en el estadio de fútbol de Pecaembú.

Según la agencia oficial dada a conocer por el Vaticano, el Papa partirá hacia Brasil a las 9:00 horas de la mañana del miércoles 9 de mayo desde el aeropuerto de Fiumicino y se calcula que llegará hacia las 16:30 horas al aeropuerto internacional de Sao Paulo/Guarulhos, donde será recibido por el presidente brasileño, Luiz Inácio 'Lula' da Silva, y pronunciará sus primeras palabras a los brasileños. Inmediatamente después, será trasladado en helicóptero al aeropuerto de Campo de Marte de Sao Paulo, donde será recibido por las autoridades locales.

Finalmente, el Romano Pontífice llegará al Monasterio de Sao Bento, situado en el centro de la urbe y que lo acogerá durante la primera fase del viaje, que discurrirá en Sao Paulo. Nada más llegar al monasterio, saludará e impartirá la bendición a los fieles desde uno de los balcones.

Ya el día después, tras celebrar una misa privada a las 8:00 horas, el Papa se dirigirá al Palacio dos Bandeirantes, donde mantendrá una entrevista con 'Lula'. Según ha informado la prensa local, el presidente brasileño tiene previsto abordar con el Santo Padre la cuestión del hambre en el mundo, los esfuerzos internacionales para la resolución pacífica de conflictos y la lucha contra la pobreza.

No obstante, se desconoce por el momento cuál es la agenda presentada por la Santa Sede para el encuentro. De todas formas, según indicaron fuentes del Gobierno brasileño a la prensa, en la reunión no se tratarán los problemas internos del país y los debates estarán limitados a la espera internacional, dado que se trata de un viaje pastoral, y no una visita de Estado.

ENCUENTRO ECUMÉNICO.

A las 12:30 horas está previsto que vuelva al Monasterio de San Bento para celebrar un encuentro con los representantes de las demás confesiones cristianas en el país así como de otras religiones --judía y musulmana--. En el encuentro ecuménico dedicará unas palabras a sus invitados, entre los que no se encontrarán representantes de las iglesias neopentecostales.

Después de comer con los representantes de la Iglesia católica en Brasil, el Papa se trasladará al estadio municipal de Pacaembu 'Paulo Machado de Carvalho', en Sao Paulo, donde se reunirá durante dos horas con numerosos jóvenes brasileños y a quienes transmitirá un mensaje especial.

En el interior del estadio, unos 40.000 jóvenes de 204 diócesis de Brasil y unos 1.000 de Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay, Perú, Honduras y México, asistirán el encuentro, que contará con momentos de oración y reflexión, además de con las actuaciones de bandas católicas. En el exterior, se espera que unos 300.000 jóvenes más sigan el evento a través de pantallas gigantes.

PRIMER SANTO BRASILEÑO.

Al día siguiente, el Santo Padre proclamará el primer santo brasileño, el beato Antonio de Santa Ana, conocido como Frei Galvao, en una ceremonia multitudinaria que se desarrollará en el Campo de Marte. La misa empezará a las 9:30 horas, aunque está previsto que el Romano Pontífice llegue al lugar hacia las 9:00 horas, para poder saludar detenidamente en su 'papamóvil' a los fieles que acudan al evento.

Por la tarde, se reunirá con los obispos brasileños en la Catedral de Sé, ante los que pronunciará un discurso también pensado especialmente para ellos y que servirá para preparar el encuentro episcopal de Aparecida.

Después de este encuentro, volverá al aeropuerto de Campo de Marte para tomar un helicóptero que lo conducirá hasta la localidad de Aparecida, donde transcurrirá la segunda fase de la visita.

VISITA A UN CENTRO PARA DROGADICTOS.

El Papa inciará su actividad al día siguiente --sábado, 12 de mayo-- con una visita a la 'Fazenda da Esperança', en Guaratinguetá, ciudad natal de Frei Galvao, un centro para drogadictos impulsado por la orden franciscana y que cuenta con una importante labor extendida en diversos países, entre los que figuran Paraguay, Uruguay, Argentina y México. De hecho, entre los 2.000 drogodependientes que escucharán las palabras del Santo Padre, muchos llegarán de otros centros de tratamiento. Su discurso será traducido al español, el alemán, el ruso, el inglés y el tagalo.

El Romano Pontífice, volverá para comer al Seminario 'Bom Jesús', donde se hospedará durante su visita a Aparecida. Por la tarde, rezará el Santo Rosario y se reunirá con sacerdotes, religiosos, seminaristas y diáconos en la Basílica del Santuario de Aparecida.

INAUGURACIÓN DE LA V CONFERENCIA GENERAL.

Finalmente, al día siguiente volverá a este Santuario para celebrar la misa inaugural de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en la plaza que está situada frente al Santuario. A las 12:00 horas, recitará el Reginal Coeli --la oración que se reza durante el tiempo de Pascua en sustitución del Ángelus-- y dirigirá unas palabras a la multitud.

Después, a primera hora de la tarde, tendrá lugar la apertura de la primera sesión de la Conferencia General, en la que el Papa pronunciará su discurso inicial, que marcará la orientación de este acontecimiento. A última hora del día, Benedicto XVI partirá de Brasil rumbo a Roma, donde se prevé que llegue hacia las 12:45 horas del lunes al aeropuerto romano de Ciampino.

Esta será la quinta Conferencia General que celebra el episcopado latinoamericano, después de los encuentros de Río de Janeiro (1955), Medellín (1968), Puebla (1979) y Santo Domingo (1992). Al encuentro de Aparecida acudirán unos 300 obispos, religiosos y asesores de toda la región. Además, han sido invitados obispos y representantes de Asia, Africa y Europa. Desde España viajarán el obispo de Bilbao y presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Ricardo Blázquez, el obispo de Cuenca, monseñor José María Yanguas, y el ministro general de la Orden Franciscana de los Hermanos Menores, el padre José Rodríguez Carballo.

Una vez se marche el Papa de Aparecida, los trabajos de la Conferencia continuarán hasta el 31 de mayo. El objetivo principal del encuentro será "hacer un diagnóstico de las situaciones vividas por los pueblos de Latinoamérica y Caribe y, evidentemente, de la situación de la Iglesia", así como evaluar cúales son "los nuevos desafíos de la misión evangelizadora de la Iglesia", según explicó el secretario general de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, en sus siglas en portugués). De Aparecida se espera que surjan las directrices para la acción de la Iglesia en los próximos años en el subcontinente suramericano.