14 de agosto de 2006

Crónica Venezuela.- El Gobierno refuerza la seguridad en embajadas y aeropuertos tras la fuga del opositor Carlos Ortega

Fue condenado a 16 años de cárcel por rebelión civil, instigación a la desobediencia y uso de documento público falso

CARACAS, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal General de la República, Isaías Rodríguez, ha solicitado reforzar los mecanismos de seguridad en las sedes de embajadas para evitar cualquier solicitud de asilo del dirigente opositor Carlos Ortega, que se fugó esta madrugada de la cárcel donde cumple condena a 16 años de prisión. Además, ha girado instrucciones al fiscal con competencia en aeronáutica, José Gregorio Morales, para fortalecer los sistemas de vigilancia en todos los aeropuertos del país y evitar así la salida de Ortega y los tres militares que se fugaron con él.

Asimismo, Rodríguez desmintió en una rueda de prensa la versión difundida por algunos medios de comunicación privados sobre la fuga, según la cual se trata de un plan del Gobierno de Hugo Chávez para asesinar al ex dirigente sindical y a los tres militares que lo acompañaron. Para el fiscal, esa versión debe tener intencionalidad electoral, ante las presidenciales de diciembre, cuyo objetivo es "crear confusión" en la población venezolana.

El fiscal explicó que se designó para Ortega el Centro de Ramo Verde, en el estado de Miranda, por considerarlo una "cárcel segura" donde no sería "atacado ni asesinado". Por otra parte, aseguró que se garantizará, dentro del estado de la legalidad, la vida de los cuatro prófugos, así como de cualquier otra persona que sia imputada y acusada por la Fiscalía y juzgada por los tribunales competentes.

"Si se entregan a las autoridades del Ministerio Público, si se entregan en algún lugar del país, pueden tener la absoluta certeza de que, efectivamente, a ellos se les va garantizar el derecho a la vida", subrayó el fiscal general de la República, según un comunicado difundido por los medios de comunicación locales, del que se hace eco Europa Press.

El ex presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) Carlos Ortega fue condenado a 15 años y 11 meses de prisión por rebelión civil, instigación a la desobediencia de las leyes y uso de documento público falso. Protagonizó el paro petrolero de diciembre de 2002 a enero de 2003, que causó pérdidas al Estado del orden de los 20.000 millones de dólares. Además, promovió el paro empresarial que provocó el incremento del desempleo y el quiebre de empresas.

Mientras, los tres funcionarios de la Fuerza Armada Nacional que lo acompañaron en la fuga --Jesús Faría Rodríquez y Darío Faría Rodríguez y Rafael Faría Villasmil--, que se registró presuntamente por la madrugada, están implicados en el caso de los paramilitares colombianos que planeaban un intento de asesinato del presidente venezolano, Hugo Chávez.

DISPOSITIVOS DE SEGURIDAD

Por otro lado, el ministro de Defensa, Raúl Isaías Baduel, informó de que Inteligencia Militar y la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) han instalado dispositivos de seguridad en puertos y aeropuertos para evitar cualquier intento de salida del país.

El ministro supo de la fuga a las 13:30 horas del domingo, cuando ordenó al jefe del Estado Mayor de la Guarnición de Caracas y estado Miranda, Félix Antonio Velásquez, abrir una investigación. "Hasta ahora no tenemos precisión de la hora en que se materializó la fuga", agregó Baduel, quien ordenó intervenir el centro penitenciario y anunció que se investigará para depurar responsabilidades.

Baduel, que aseguró que las autoridades no manejan información que permita señalar si los fugados contaron con ayuda de militares en activo, hizo un llamamiento a los presos en actitud violenta que no continúen con su protesta, tras conocerse que un grupo de reos ingresó de manera violenta a la oficina del director del centro y causaron daños materiales a todo el mobiliario y material de oficina.

Sin embargo, egún algunos familiares de los presos del penal donde se registró la fuga, Carlos Ortega salió por la puerta principal de la cárcel, a tempranas horas de la mañana, y se fue a pie. De hecho, fuentes citadas por la prensa local aseguran que un funcionario penitenciario le habría facilitado las llaves de la celda, motivo por el que los oficiales de guardia fueron trasladados a la sede de la Dirección de Inteligencia Militar para ser interrogados.

Mientras, familiares de los fugados manifestaron su "sorpresa" por lo acontecido. En Punto Fijo, Jairo Ortega, hermano del ex líder sindical, aseguró que visitó por última vez el penal el pasado 5 de agosto. "Y no había nada que indicara que Carlos estaría pensando en una fuga. No sabemos si esto es una estrategia del Gobierno para confundir", consideró.