16 de enero de 2006

Cuba.- El abogado invidente González Leiva denuncia ser "víctima de tortura psicológica" por parte del Gobierno cubano

El objetivo de este "acoso" es, según González, "desterrarle por la fuerza de Cuba", donde terminará en marzo su arresto domiciliario

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, Juan Carlos González Leiva, denunció ser "víctima de una tortura psicológica" diaria por parte de militares y "turbas" afines al Gobierno de Fidel Castro que, desde el pasado jueves, "asedian" su vivienda y a los familiares o amigos que intentan visitarlo el objetivo, según dijo, de "presionarme para desterrarme por la fuerza de Cuba", donde debe cumplir arresto domiciliario hasta el próximo 4 de marzo.

"Mi vivienda está bajo asedio militar y soy víctima de violentos actos de repudio encabezados y controlados por los militares de la Seguridad del Estado de la provincia de Ciego de Ávila, donde resido, y del Gobierno cubano", denunció González Leiva, abogado invidente, en una carta fechada el pasado sábado y remitida hoy a Europa Press.

Según el presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, las autoridades le "impiden salir de su casa y se encuentra sin comida, sin agua potable y sin electricidad, asfixiándose del calor".

"Sólo ocasionalmente me restauran el teléfono al azar pero, la mayor parte del tiempo, me encuentro incomunicado", añadió González Leiva, quien, según dijo, se encuentra acompañado por la activista de la Fundación Cubana de Derechos Humanos Tania Maseda Guerra y por el periodista independiente Luis Esteban Espinosa.

"Mis ventanas y mis puertas son golpeadas fuertemente y tienen metidos desde afuera equipos de altoparlantes (altavoces) con música estruendosa las 24 horas que no nos permite dormir ni descansar", explicó el detenido.

ACOSO DE LAS "TURBAS" CASTRISTAS

Además, relata González Leiva, "turbas de entre 100 a 400" personas, entre ellas "desde delincuentes hasta universitarios", son traídas por el Gobierno de Castro para que rodeen su casa "desde el amanecer hasta las 23.00 horas" para que "escandalicen a través de micrófonos consignas gubernamentales en un lenguaje agresivo y vocabulario grosero".

"Han empujado y golpeado salvajemente a muchos activistas, amigos y familiares míos que han entrado ó han tratado de entrar a mi casa, ó han salido en defensa nuestra", aseguró, citando entre los acosados al periodista independiente Luis Esteban Espinosa y al psicólogo Antonio Legón Mendoza.

"A mi padre, Agustín González, a pesar de tener la visa (visado) para viajar a Estados Unidos, el Gobierno cubano lo tiene como un rehén y no lo deja salir de Cuba para presionarme para que yo salga del país también", añadió.