13 de noviembre de 2012

Cuba.- Asamblea General de la ONU vuelve a aprobar una resolución no vinculante para exigir el fin del embargo de EEUU

NUEVA YORK, 13 Nov. (Reuters/EP) -

La Asamblea General de Naciones Unidas ha vuelto a aprobar este año por una abrumadora mayoría, con 188 votos a favor y tres votos en contra, una resolución no vinculante que exige el fin del bloqueo comercial impuesto por Estados Unidos contra Cuba.

Por vigésimoprimer año consecutivo, la resolución ha sido ratificada y ha contado con el respaldo de 188 votos, dos abstenciones y el rechazo de Estados Unidos, Israel y Palau, un resultado idéntico al del año anterior.

El presidente estadounidense, Barack Obama, retiró el año pasado algunas de las restricciones para los viajes con destino a Cuba y el envío de dinero a la isla. Obama ha dicho que está dispuesto a cambiar su política en relación a Cuba pero todavía está esperando algún gesto por parte de La Habana, como la liberación de presos políticos o avances en materia de Derechos Humanos.

Obama ha mantenido el bloque comercial a Cuba, que se prolonga desde hace cinco décadas, mientras la relaciones entre ambos países atraviesan un momento complicado por la detención del empresario estadounidense Alan Gross.

En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el ministro de Asuntos Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, ha dicho que Cuba recibió con esperanza la primera elección de Obama en 2008 y su apuesta por el cambio pero los resultados de sus políticas en su primera mandato han mostrado lo contrario. "La realidad es que los últimos cuatros años han estado caracterizados por el persistente refuerzo del embargo", ha afirmado el canciller.

Rodríguez ha asegurado, además, que la "extraterritorialidad" de las medidas de bloqueo, en referencia a la presión de Estados Unidos para que también bloqueen el comercio con la isla, viola la legislación internacional.

El bloqueo "lleva a Estados Unidos a adoptar un costoso doble rasero", ha indicado, antes de subrayar que el embargo no ha conseguido los objetivos que pretendía Estados Unidos. "No hay razón moral ni legítima para mantener este embargo que está anclado en la Guerra Fría", ha subrayado.

El jefe de la diplomacia cubana ha definido el embargo como "un acto de genocidio" contra Cuba y como "una violación sistemática, flagrante y masiva de los Derechos Humanos de todo un pueblo".

Por su parte, el enviado de Estados Unidos, Ronald Godard, ha rechazado la resolución para poner fin al bloqueo y ha dicho que es el Gobierno cubano quien frena el desarrollo económico en la isla y no Estados Unidos.

"Es el Gobierno cubano el que continúa privando a su pueblo de sus aspiraciones", ha dicho, antes de asegurar que Cuba está buscando "un chivo expiatorio" al que culpar de los problemas económicos de la isla. Godard ha hecho hincapié en que Washington no está castigando al pueblo cubano y ha destacado que en 2011 se enviaron 2.000 millones de dólares de Estados Unidos a Cuba, además de que el Gobierno norteamericano autorizó 1.200 millones de dólares en asistencia humanitaria.

Por último, ha exigido la "inmediata liberación" del empresario Alan Gross, un estadounidense que está cumpliendo una condena de quince años de prisión en Cuba por llevar equipos de Internet a la isla.