22 de febrero de 2008

Cuba.- Bertone dice en La Habana que la Iglesia desea una visita del Papa Benedicto XVI a Cuba

LA HABANA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, dijo en La Habana, que la Iglesia Católica confía en una futura visita a Cuba del Papa Benedicto XVI, de quien aseguró que sigue con interés la vida y la actividad de la Iglesia en la isla caribeña.

"Esperamos que en el futuro el Santo Padre pueda hacerlo", declaró Bertone casi al final de una misa que se celebró anoche en conmemoración del viaje hace diez años de Juan Pablo II a la isla.

Bertone recordó que en 2005, cuando viajó por segunda vez a Cuba, el jefe del Estado, Fidel Castro, le pidió que transmitiera a Benedicto XVI una invitación a visitar el país caribeño.

Al principio de la celebración religiosa, en la Plaza de la Catedral, el arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, pidió que la visita de Bertone "sea augurio" de una próxima llegada del Sumo Pontífice.

"El Santo Padre ha oído bien la invitación del cardenal de Cuba esta noche", señaló Bertone al término de la eucaristía a la que asistieron el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, el primer secretario del Partido Comunista en la Ciudad de La Habana, Pedro Sáez, el ministro de Asuntos Exteriores, Felipe Pérez Roque, y otras autoridades.

El secretario de Estado del Vaticano añadió que él llevaba a la isla un "mensaje de justicia y de paz, de verdad y libertad, de fraternidad y amor" y, que poco antes del inicio del rito religioso, había recibido una llamada de Benedicto XVI en la que le pidió que transmitiera su cercanía espiritual con el pueblo y con los obispos cubanos.

"El sucesor de San Pedro sigue con paterna solicitud la vida y la actividad de la Iglesia en esta querida nación cubana, y conoce los anhelos y preocupaciones de todos ustedes", agregó el Camarlengo del Papa, quien realiza una visita oficial a Cuba.

Según informa la prensa cubana recogida por Europa Press, Bertone obsequió al arzobispo de La Habana con una casulla utilizada por el anterior Pontífice, Juan Pablo II, que le enviaba personalmente Benedicto XVI.

La Iglesia católica cubana "aspira a estar cada vez más presente y activa en medio de la sociedad con las modalidades propias del mundo actual", acotó Bertone, que permanecerá en la isla hasta el martes 26 de febrero.