20 de marzo de 2008

Cuba.- La Brigada Antonio Maceo asegura que los emigrantes cubanos defienden la libertad e independencia del país

LA HABANA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El coordinador nacional de la "Brigada Antonio Maceo", Andrés Gómez, aseguró hoy que los cubanos residentes en el exterior, "en particular en Estados Unidos", trabajan en la defensa de las libertades e independencia de su nación.

Gómez declaró durante el Encuentro de Residentes en el Exterior contra el Bloqueo y el Terrorismo que "en las condiciones actuales de mayor peligro para Cuba, la misión es luchar contra la política hostil y agresiva de Washington".

Asimismo, especificó que a los cubanos residentes en el extranjero les toca sobrevivir en medio del terrorismo," no escondidos sino trabajando todos los días a favor de la paz y el bienestar de su pueblo, tantas veces amenazados por diferentes administraciones estadounidenses", según publicó la agencia de noticias Prensa Latina.

El coordinador de la brigada explicó que las organizaciones de cubanos en Estados Unidos "luchan por el derecho de viajar libremente a su país, no una vez cada tres años como dispuso la Casa Blanca, sino cuando lo deseen de acuerdo a sus posibilidades y necesidades".

Destacó que en los últimos 10 años ha sido "constante" la defensa de los cinco antiterroristas cubanos presos en cárceles estadounidenses, lucha que se opone a la "más cruel política contra la isla y al apoyo e impunidad brindado al terrorismo de Estado, a través de la extrema derecha radicada allí y en otras partes del mundo".

Gómez hizo referencia a los 30 años de la brigada Antonio Maceo afirmando que su logro más importante es "mantener las bases para un trabajo conjunto desde diferentes posiciones ideológicas y políticas, para lograr un vínculo estrecho entre la nación y la emigración".

Ese trabajo, aunque se interrumpió en 1978 se reanudó y afianzó a partir de la celebración de la primera Conferencia en 1994 y las siguientes realizadas en 1998 y 2004, respectivamente.

En la inauguración de la reunión el canciller Felipe Pérez Roque resaltó que Cuba recibe a sus emigrados "con renovados sentimientos de unidad nacional, fe en el futuro y con la esperanza de que los sueños de vivir con dignidad, libertad e igualdad para todos son posibles".