22 de febrero de 2008

Cuba.- Castro dice que disfrutó viendo la "posición embarazosa" de los candidatos de EEUU cuando informó de su renuncia

Acusa a Europa de proclamar lo mismo que EEUU y opina que la independencia de Kosovo es para ellos una "impertinente pesadilla"

LA HABANA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cuba, Fidel Castro, afirmó hoy, en una reflexión sobre las consecuencias de su renuncia a todos los cargos, que disfrutó "observando la posición embarazosa" de los precandidatos a la Presidencia de Estados Unidos, pues "se vieron obligados uno por uno a proclamar sus inmediatas exigencias a Cuba para no arriesgar un solo elector".

"Ni que yo fuera Premio Pulitzer interrogándolos en la CNN sobre los más delicados asuntos políticos e incluso personales, desde Las Vegas, donde reina la lógica del azar de las ruletas de juego y adonde hay que asistir humildemente si alguien aspira a presidente", opina Castro en un artículo publicado en el diario oficial 'Granma'.

Refiriéndose al "adversario", el mandatario destaca que "medio siglo de bloqueo les parece poco" (a los norteamericanos), y señaló que el cambio que piden los opositores al régimen debería producirse no en la isla, sino en Estados Unidos, ya que "Cuba cambió hace rato y seguirá su rumbo dialéctico". En su opinión, cuando desde Estados Unidos se pide el cambio en Cuba, en lo que "en el fondo piensan" es en la "anexión".

A este respecto, el presidente cubano acusa a las "menguadas potencias europeas aliadas a ese sistema" de problamar "las mismas exigencias". "A su juicio había llegado la hora de danzar con la música de la democracia y la libertad que, desde los tiempos de Torquemada, jamás realmente conocieron. El coloniaje y el neocoloniaje de continentes enteros, de donde extraen energía, materias primas y mano de obra baratas, los descalifican moralmente", considera.

KOSOVO

En este sentido, Castro no duda en referirse también a la declaración unilateral de independencia de Kosovo, lo cual, según afirma, "golpea" a los países europeos como una "impertinente pesadilla".

"En Irak y Afganistán siguen muriendo hombres de carne y hueso con uniformes de Estados Unidos y la OTAN. El recuerdo de la URSS, desintegrada en parte por la aventura intervencionista en el segundo de los dos países, persigue a los europeos como una sombra", añade.

Asimismo, hace mención a lo ocurrido el día en que se conoció su renuncia, cuando el ex presidente estadounidense George Bush respaldó la candidatura de John McCain a la Casa Blanca, mientras "Bush hijo, en un país de África donde nadie conoce lo que hace allí", dijo que la noticia en Cuba era el inicio del camino de la libertad en la isla, lo que Castro entiende "la anexión decretada por su gobierno".