29 de marzo de 2007

Cuba.- Castro reaparece como articulista condenando la intención de EEUU de producir combustible a partir de alimentos

LA HABANA, 29 Mar. (EP/AP) -

El presidente cubano, Fidel Castro, quien delegó temporalmente el poder el pasado mes julio tras someterse a una cirugía, recuperó hoy su pluma como articulista para denunciar las intenciones estadounidenses de fabricar masivamente combustible a partir de alimentos. El texto ha sido distribuido a la prensa extranjera por el Ministerio de Asuntos Exteriores antes de su publicación en los medios de comunicación cubanos.

En el artículo, Castro condena "la muerte prematura por hambre de más de tres mil millones de personas en el mundo". Asimismo, acusa al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, de apoyar el uso de cereales para producir etanol para automóviles, lo cual podría limitar las reservas de alimentos en los países en vías de desarrollo.

"La idea siniestra de convertir los alimentos en combustible quedó definitivamente establecida como línea económica de la política exterior de Estados Unidos el pasado lunes 26 de marzo", durante una reunión entre Bush y las empresas automovilísticas estadounidenses, afirmó Castro en su artículo. En su última gira por América Latina, Bush expresó su intención de sustituir el petróleo mediante la plantaciones de maíz o azúcar de la región.

"Pienso que reducir y además reciclar todos los motores que consumen electricidad y combustible es una necesidad elemental y urgente de toda la humanidad. La tragedia no consiste en reducir esos gastos de energía, sino en la idea de convertir los alimentos en combustible", agregó el mandatario en su artículo.

Según Castro, la política norteamericana de conseguir mediante estímulos un cambio en el destino de las cosechas para producir etanol en los países del tercer mundo tendría consecuencias desastrosas, pues millones de personas dejarían de conseguir maíz o soja para comer, mientras no quedaría un sólo árbol por desmontes. Además, estas medidas se adoptarían sin que los países ricos modificasen su modelo de consumismo, base de los actuales problemas medioambientales, añadió.

"Todos los países podrían ahorrarse millones de millones de dólares en inversión y combustible simplemente cambiando todos los bombillos incandescentes por bombillos fluorescentes, algo que Cuba ha llevado a cabo en todos los hogares del país. Eso significaría un respiro para resistir el cambio climático sin matar de hambre a las masas pobres del mundo", manifestó el mandatario.

Castro, de 80 años de edad, se retiró temporalmente el pasado mes de julio del cargo, que traspasó a su hermano, el vicepresidente Raúl Castro, además de delegar otras funciones en altos dirigentes del país.

Desde sus últimas apariciones, Castro se ha mostrado particularmente interesado en los temas medioambientales, el impacto del cambio climático y la influencia del modo de vida de los países ricos en la destrucción del planeta.